El presidente de Aena prepara su salida tras pulverizar la bolsa

El presidente de Aena prepara su salida tras pulverizar la bolsa

José Manuel Vargas alega cuestiones salariales, la mala relación con ENAIRE y el valor sólido de las acciones para decir adiós al gestor aeroportuario

Ignasi Jorro

Barcelona

23/08/2015 - 12:29h

Jose Manuel Vargas, presidente de Aena

El presidente de Aena, José Manuel Vargas, prepara su salida del gestor aeroportuario español. El directivo alega cuestiones salariales, la mala relación con Ángel Luis Arias, director general de Enaire, y el deber cumplido para decir adiós. Fuentes conocedoras esperan "novedades" en el consejo del gestor semipúblico "en septiembre u octubre, a mucho tardar".

"Su salida se viene comentando desde hace tiempo. Ahora se apunta a después del verano. Y en Aena, lo que se dice se suelen cumplir", cuentan fuentes internas de la empresa.

Las razones de la próxima marcha de Vargas son varias. Por un lado, el final de su cometido al frente de Aena. "Se le nombró para contener costes y pilotar la salida a bolsa, pese a que Cristóbal Montoro [ministro de Hacienda] no lo soporta. Y se ha enfrentado a Ana Pastor [titular de Fomento] en varias ocasiones por este motivo", indican los trabajadores.

Sector público

Además de conseguir colocar el 49% del gestor en bolsa -y de que los títulos se revaloricen casi un 80% desde que debutaran en el parqué el 11 de febrero- Vargas alega razones salariales. "A nadie se le escapa que un directivo como él estaría cobrando el doble o el triple en el sector privado. Entendemos que ésto le genera malestar", abundan las mismas fuentes.

En paralelo, están los desencuentros con Ángel Luis Arias, que cogió el timón de Enaire, el gestor del tráfico aéreo en España, en mayo. "Arias ha sido bien recibido en el sector; pilotos, controladores y trabajadores agradecen su conocimiento de la industria", confirman los trabajadores.

La postura pro concertación de Arias le ha llevado a enfrentarse a Vargas, pese a que Enaire y Aena -hoy empresas distintas-- comparten edificio en varios lugares. "El último desencuentro han sido las oposiciones a Aena. Cada año funcionaban como una seda; este año la tensión entre ambas empresas las está obstaculizando".

Impacto mínimo

En un escenario en el que las acciones de Aena mantienen un "sesgo alcista", la salida del presidente dificilmente provocará un impacto de calado. "Los cambios en un consejo siempre afectan, pero el caso de Aena es complejo. Las acciones están en rally por un doble motivo: el récord turístico en España, y por tanto, el aumento de tráfico en los aeropuertos, y el número limitado de acciones", explica Jaime Díez, analista de XTB.

Según el profesional, la entrada de capital para un número limitado de títulos aviva la presión al alza. "¿Hasta cuándo subirán? Si a Aena le obligan a subir las tasas aéreas como ha ordenado la CNMV, caerá. Hasta ese momento, sigue siendo una posición bursátil maravillosa", concluye Díez.