Pan Am: El restaurante que revive la época dorada de la aviación

Desde las hebillas de los cinturones a las bebidas de la época, cada detalle se cuida a bordo del B747 de la Pan Am.

Pan Am: El restaurante que revive la época dorada de la aviación

Ni estrella Michelin ni fusión asiática, uno de los restaurantes más codiciados -y con más lista de espera- recrea un vuelo de lujo en un B747 de la Pan Am

Mar Nuevo

Madrid

07/03/2019 - 19:01h

Ni el catalogado como el mejor restaurante del mundo ni un flamante tres estrellas Michelin. Uno de los restaurantes donde resulta más difícil conseguir una mesa está a bordo de un avión y te lleva de vuelta a la década de los setenta, la conocida como la época dorada de la aviación que entraña como ninguno un Boeing 747 de la Pan Am.

Como una auténtica máquina del tempo, la Pan Am Experience recrea cada detalle del lujo que se vivía en sus vuelos transatlánticos, aunque sin despegar del suelo ni recorrer un solo kilómetros. Y en algo menos de tiempo de lo que llevaría un vuelo internacional, alrededor de cuatro horas de duración.

En cada pase, los 50 afortunados comensales (que han reservado con meses de antelación) se sumergen en un mundo de glamour que comienza con la recepción en un estudio tematizado como una terminal aeroportuaria con mostradores originales de época

[Para leer más: La jubilación dorada de los B747 retirados]

En parte atracción y en parte restaurante, la cita con la Pan Am, una de las aerolíneas más apreciadas por los viajeros desde su primer vuelo en 1927 hasta su quiebra en 1991, llega esta temporada a Los Ángeles con una propuesta más cuidada en sus detalles, personajes y objetos que en anteriores ediciones.

 

De camino a la terminal

En cada pase, los 50 afortunados comensales (que han reservado con meses de antelación) se sumergen en un mundo de glamour que comienza con la recepción en un estudio tematizado como una terminal aeroportuaria de mitad de siglo pasado.

En Air Hollywood, un estudio de cine ubicado en Pacoima, un suburbio de Los Ángeles, personal uniformado, billetes de avión, ordenadores e incluso una réplica exacta de un mostrador de Pan Am de la época esperan a los afortunados ‘pasajeros’, que se registran para obtener sus tarjetas de embarque y pasar después a un salón con mobiliario auténtico de viejos aviones.

Una vez a bordo, la tripulación acomoda a los pasajeros a lo largo de las tres secciones del avión: clipper class, primera clase y upper deck lounge y comienzan las habituales demostraciones de seguridad y un vídeo de bienvenida

Al fondo, una pantalla muestra el exterior de un Pan Am 747 en una imagen de 1971. Las azafatas ofrecen bebidas hasta que por la megafonía se llama al embarque: es la hora.

Pan Am experience
Pan Am experience.

[Para leer más: Las aerolíneas hacen caja con sus ventas de mercadillo]

Todos a bordo

Una vez a bordo, la tripulación acomoda a los pasajeros a lo largo de las tres secciones del avión: clipper class, primera clase y upper deck lounge y comienzan las habituales demostraciones de seguridad y un vídeo de bienvenida.

Hebillas de cinturones originales con los logotipos de la firma grabados, tapicerías auténticas, arreglos florales idénticos a los que se ponían, carritos de revistas, cigarrillos falsos, soda Tab, toallas calientes en cubos de hielo seco, los mismos aromas… Una deliciosa parafernalia da paso al servicio de cena, que se sirve con manteles, platos y cubiertos originales de la Pan Am.

Mientras se espera a los platos se ofrece un desfile de moda con los uniformes de la compañía de finales de los sesenta y principios de los setenta.

Que nadie espere sushi o aguacate en el menú sino más bien platos de filetes chateaubriand o pollo asado con verduras de guarnición o pasta para vegetarianos

En cuanto al menú, que nadie espere sushi o aguacate: platos de filetes chateaubriand o pollo asado con verduras de guarnición o pasta para vegetarianos.

Catas de caviar, queso o vino se alternan con nuevos pases de modelos que muestran la evolución de los uniformes, mientras una selección de postres pone el broche a la experiencia.

Pan Am Experience. Foto Air Hollywood.
Pan Am Experience. Foto Air Hollywood.

Próximas citas con la historia de la aviación

La experiencia panamericana ‘despega’ todos los sábados a las 18.00 horas, con billetes que van desde 424 a 780 euros, en función de la clase escogida.

Las próximas dos cenas, del 9 y el 23 de marzo, según la web, ya no admiten reservas. De hecho, hay ya lista de espera de meses para las próximas

Las próximas dos cenas, del 9 y el 23 de marzo, según la web, ya no admiten reservas. De hecho, hay lista de espera de meses para las próximas.

Sus creadores planean extender su propuesta a Las Vegas, que además se enriquecerá con elementos como turbulencias y ruido blanco, buscando siempre hacer de la experiencia algo más real.

Pan Am Experiencie.

También prevén añadir más asientos, un bar y una tienda de regalos que permanezca abierta durante toda la semana y es que, a tenor de los resultados, tanto quienes la vivieron y añoran la época dorada de la aviación como quienes no tuvieron la oportunidad de disfrutarla están deseando tener nuevas oportunidades de revivir los viejos tiempos.

La Pan Am Experience es el proyecto personal de Anthony Toth, uno de los mayores coleccionistas de objetos relacionados con esta aerolínea, quebrada en 1991

La Pan Am Experience es el proyecto personal de Anthony Toth, uno de los mayores coleccionistas de objetos relacionados con esta aerolínea, que se enamoró de ella en un viaje a Italia durante su adolescencia y comenzó a comprar compulsivamente todas las partes que pudo hasta construir una cabina de Pan Am en su propio garaje y que conforma el esqueleto del actual estudio donde se desarrolla esta experiencia.