El sector aéreo reivindica su independencia a la hora de fijar las rutas

El sector aéreo reivindica su independencia a la hora de fijar las rutas

El Gobierno español carece de herramientas de chantaje debido a que las asignaciones de slots se realizan siguiendo la normativa europea

Carles Huguet / Ignasi Jorro

Barcelona

27/08/2015 - 23:30h

La compañía surcoreana Korean Air

Los políticos no deciden en el aire. Las compañías aéreas, asociaciones de aerolíneas, AENA y el Ministerio de Fomento aseguran que "las compañías vuelan donde quieren". El Gobierno no puede manipular las decisiones comerciales, como así denuncia el portavoz de Convergència Democràtica de Catalunya en Madrid, Pere Macías.

El político catalán ha lamentado que el Ministerio utilice prácticas de "economía dirigida" para dificultar que Singapore Airlines, Korean Air, Japan Airlines y Air Nippon Airways operen en el aeropuerto de El Prat y lo hagan en Barajas. Que el 'hub' siga siendo la capital del país. "Me parece rocambolesco, no le doy ninguna credibilidad", contradice un alto ejecutivo de una importante aerolínea internacional que ha apostado por Barcelona "sin recibir presiones de ningún tipo".

Sin posibilidades de chantaje

Además, otro representante de las aerolíneas que operan en España recuerda que la asignación de slots (derechos de vuelo) en los aeropuertos de la red de Aena no es discrecional. "Hay tres fases de adjudicación: la petición, la asignación y la confirmación. Y si las aerolíneas no cumplen la norma 80/20 –uso del slot durante al menos el 80% del tiempo-, se le puede retirar el derecho".

A la hora de la asignación, tampoco es el organismo quien toma el mando. Es la Asociación Española para la Coordinación y Facilitación de Franjas Horarias (AECFA), financiada por Aena y las compañías aéreas, la responsable. La decisión se toma según las peticiones de las operadoras y la capacidad de los aeropuertos. Y con los criterios que impone la Ley europea 545/2009, aprobada por el Parlamento Europeo el 18 de junio de 2009.

Macías denuncia que las presiones se realizarían mediante la concesión de visados por parte del Ministerio de Fomento, que ampliaría más o menos según el destino del vuelo. Fomento, por su parte, se limita a insistir que "las aerolíneas eligen donde vuelan".

No hay argumentos económicos

Además, la supuesta pugna por las aerolíneas entre Gobierno catalán y Ministerio de Fomento vía Aena no es tal: la contabilidad lo desmiente. El gestor aeroportuario español opera como una sola red, por lo que "no tiene ningún interés en primar un aeropuerto sobre otro, ya que cobra las mismas tasas en todos".

De hecho, la supuesta primacía de Barajas tampoco cuadra con la contabilidad del gestor semipúblico. El aeropuerto del Prat y el Adolfo Suárez-Madrid Barajas pertenecen al Grupo I –los aeropuertos con más tráfico- por lo que los incentivos de Aena para primar al 'hub' madrileño, ni siquiera a nivel de contabilidad, son tales.

Visita a las instalaciones

Los representantes de las compañías interesadas visitaron tanto El Prat como Barajas durante el primer trimestre de 2015. Las dos instalaciones del Grupo I. Japan Airlines lo hizo el 9 y el 11 de marzo, donde se reunió con los representantes del Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas (CDRA) de ambas bases. Allí "se les presentaron las instalaciones de ambos aeropuertos, el mercado potencial y los incentivos y apoyos para la apertura", apuntan desde el gestor.

Lo mismo sucedió con Air India, otra de las empresas interesadas, entre el 18 y el 20 de febrero, en una expedición organizada por Aena, la Embajada de España en el país y Turespaña.

Las negociaciones con las compañías niponas, sin embargo, se remontan hasta hace casi tres años. En junio de 2012, una delegación del CDRA catalán realizó una gira por Japón y Corea del Sur en la que se establecieron contactos Japan Airlines y Air Nippon Airlines. "Están muy interesadas por la posibilidad pero también es cierto que son muy prudentes", explicaron en su momento a 02B fuentes conocedoras del encuentro. Según Macías, "estas aerolíneas ya haría meses que volarían a Barcelona de no ser por las trabas que se encuentran".

Habituales del Prat

Las otras dos compañías afectadas en la polémica, Singapore Airlines y Korean Air son 'viejos conocidas' del aeropuerto del Prat. Los aviones de la firma de Malasia operan desde hace diez años la ruta directa entre Singapur y la capital catalana. En 2011 iniciaron la conexión con Sao Paulo. En 2007, la marca trasladó su centro de operaciones de Barajas a la base catalana. "Fue un acierto", apuntaron en 2012.

Por su parte, la aerolínea coreana puso en marcha en mayo y junio un vuelo directo entre Seúl y la ciudad condal, que ya ha anunciado que retomará en setiembre. Un destino que ya gestiona en Madrid desde el 2012.