El sector del crucero apunta a la temporada baja

El sector del crucero apunta a la temporada baja

La patronal del sector propone desde la feria Seatrade Med Barcelona bajar precios y los destinos responden: "estamos preparados"

Ignasi Jorro

Barcelona

16/09/2014 - 19:21h

Acceso a la feria Seatrade Med, ayer.
El sector del crucero debe apuntar a la temporada baja para seguir creciendo. El director de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) instó ayer a bajar los precios en octubre, marzo y abril para alargar la temporada.

Alfredo Serrano, director de CLIA para Europa, hizo el llamamiento en el marco de la feria Seatrade Med, que arrancó ayer en Barcelona. Según él "tarifas de incentivo" en toda la industria incrementarían la demanda antes y después del verano.

Hablando para 02B en la misma feria del crucero, los destinos aplaudieron las palabras de Serrano. Además, confirmaron que ya hay movimientos en este sentido. "Nuestro plan comercial ya lo contempla. Ahora, preparamos nuevas medidas para otoño e invierno", avanzó Kate Bonner, director comercial del Puerto de Cádiz.

Según esta profesional, los pasajeros de crucero no pasan el día en la playa, lo que abre el potencial. "Van a museos, al centro histórico. Son gente activa y no les gusta el calor excesivo", añadió.

Destinos

Asimismo, la propuesta de precios más bajos también gusta a los destinos. "Ya se está haciendo. Algunas navieras trabajan de marzo a noviembre para descongestionar puertos", apuntó Sílvia Romero, jefe de turismo de Palamós (Girona). Precisamente, los operadores habían pedido durante la conferencia inaugural de Seatrade Med abrir nuevos puertos para oxigenar los más visitados.

Sin embargo, algunos cambios son necesarios. "Está el tema de las vacaciones. Y habría que centrarse en segmentos como el senior para que la propuesta cuaje", apunta Anna Vendrell, del departamento de marketing del patronato Girona-Costa Brava.

Ingresos

En cualquier caso, muchos puertos ya cuentan con recursos para operar la mayor parte del año. "Destinos maduros como la Costa Brava ya están preparados para recibir turistas todo el año", añadió Vendrell. "Las infraestructuras y comercios están abiertos. Si hablamos de ingresos, aumentar operaciones en meses valle sale a cuenta", concluyen desde el puerto de Cádiz.

La cuestión, apunta la gerente de turismo de Palamós, es si las navieras estarán dispuestas a bajar precios y ajustar márgenes. "En lugar de viajar en agosto, mucha gente podría hacerlo en mayo para ahorrarse costes. Pero la pelota está en el tejado de los operadores", concluyó Romero hablando para este medio.