El SEPLA pagó a un bufete en 2008 para alabar la fusión de Iberia y British

El SEPLA pagó a un bufete en 2008 para alabar la fusión de Iberia y British

Contrató a uno de los expertos “más reconocidos de Europa” para documentar el apoyo a la operación

El jefe del SEPLA en Iberia, Justo Peral / EFE
El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) contrató a uno de los consultores especializados más reputados de Europa para analizar la fusión entre Iberia y British Airways. Corría 2008, tres años antes de que se materializara la operación, y las conclusiones favorables del informe se utilizaron para defender la integración ante sus afiliados.

El análisis concluyó que la operación era la mejor opción para Iberia y que generaría un beneficio conjunto de 406 millones de euros. En 2009, Iberia firmaba las mayores pérdidas: 464 millones. La fusión parecía necesaria y el experto descartaba como compañeros de viaje a Air France, por el solapamiento de rutas, y a Lufthansa, por el tamaño de la alemana. Iberia habría quedado diluida.

“La mejor opción”

La alternativa de British Airways “es un movimiento muy acertado e importante”, según el informe del bufete elaborado para el SEPLA. Los pilotos españoles pagaron a escote el trabajo con sus colegas británicos, agrupados en el sindicato BALPA. Ambos grupos difundieron las conclusiones a través de la prensa económica y especializada.

La autoría del informe no fue revelada en su día y todavía permanece oculta. Tampoco se hicieron públicos los honorarios que cobraron los responsables de analizar los pros y contras de la fusión entre Iberia y British Airways. Sobre la fusión, el jefe del SEPLA en la aerolínea, Justo Peral, dijo que “la valoramos muy positivamente, creemos que ha sido un éxito”.

Cambio de discurso

La posición sostenida por el SEPLA en 2008 contrasta con la actual. El de pilotos es el único colectivo que no ha firmado el acuerdo de mediación propuesto por Gregorio Tudela. El discurso ha virado desde que International Airlines Group decidió reestructurar Iberia para atajar las pérdidas en la compañía española, de más de 260 millones al año.

Con la ayuda de la agencia de comunicación madrileña Llorente y Cuenca, los pilotos trasladan ahora a través de los medios que la fusión de ambas aerolíneas es, en realidad, una operación de desmantelamiento. No han presentado ningún aval técnico, como sí hicieron en 2008, para respaldar la nueva postura.

El conflicto entre dirección y pilotos sigue abierto. Iberia ha advertido que si no firman los acuerdos les despedirá con 20 días por año trabajado.