El verano pasa factura al beneficio de Transmediterránea

El verano pasa factura al beneficio de Transmediterránea

El resultado bruto de la filial de Acciona cae un 25% por un error de las previsiones logísticas

Los resultados del tercer trimestre muestran como el verano le ha jugado una mala pasada a Transmediterránea. La filial de Acciona ha reducido su resultado bruto un 25%, hasta alcanzar los 15 millones de euros. Fuentes de la compañía aseguran que la caída del beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda) se debe a un error de las previsiones logísticas.
      
 
El proceso se ha retrasado un mes, por lo que la compañía ha estado un mes con una operativa sobre-dimensionada
 
La compañía había dispuesto una operativa especial para hacer frente a la demanda que cada año aumenta en julio por el paso de pasajeros y mercancías a África por el Estrecho de Gibraltar. No obstante, este 2013, el proceso se retrasó hasta agosto, con lo que Transmediterránea aguantó prácticamente un mes con una estructura de costes sobre-dimensionada.

Eso, y la necesidad de poner a punto parte de la flota, ha sido una losa que ha lastrado el resultado de la firma. En general, todos los indicadores de tráfico hablan de una mejora respecto a un año antes: se han aumentado los pasajeros en el 5,4% (hasta los 2,1 millones) y el transporte de vehículos en el 6% (casi 520.000). La carga se ha mantenido prácticamente estable, con una ligera caída del 0,2% de los metros lineales destinados al transporte.

Ahora bien, la compañía también ha sufrido un bache en su facturación, hasta los 329 millones de euros, el 6% menos que hace un año. Dado el aumento de generalizado del tráfico, la caída puede entenderse por una política comercial más agresiva.

Además, Acciona ha tenido el viento a favor en otro aspecto: el coste del combustible. Según ha informado en su comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el precio de la gasolina por milla navegada descendió el 14,9%.

Lo sucedido da al traste con un año que apuntaba buenas maneras. En el primer trimestre, habían logrado reducir las pérdidas. Así cosecharon un resultado de seis millones de euros en negativo, frente a los 16 millones de un año antes.