Emirates también corta las alas al B787-10

Emirates había firmado la compra de 40 B787-10. Pero ahora se arrepiente.

Emirates también corta las alas al B787-10

Además de la cancelación de las órdenes del A380 Emirates analiza recortar el pedido de 40 B787-10 a cambio de recibir más B777X

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

05/02/2019 - 13:46h

Emirates pone la lupa en en sus planes de expansión. La aerolínea del Golfo, mientras negocia con Airbus su orden de compra de 36 A380, en paralelo analiza sentarse con Boeing para revisar el pedido de los 787 Dreamliner acordado en noviembre del año pasado.

Mientras se realizaba la feria aeronáutica de Dubái, Emirates firmó con Boeing una orden de compra de 40 B787-10 Dreamliner, por un valor de 13.130 millones de euros.

[Esta aerolínea será la reina del Boeing 777X]

El acuerdo era que los aviones comenzaran a entregarse en 2022 hasta el 2030, para que la aerolínea tenga “una flota joven y eficiente, que pueda impulsar el crecimiento futuro”, declaraba el presidente de la compañía, Sheikh Ahmed.

Cancelación de la compra

Pero en su afán por reorganizar sus planes Emirates analiza cancelar la orden de compra de los B787-10. Pero no es que pida una devolución del dinero, sino que la negociación pasaría por incrementar el pedido de los B777X, informa Bloomberg.

Emirates canjearía la cancelación de la compra de 40 B787-10 por 20 B777X adicionales.

Emirates firmó una orden de compra por 150 B777X por 66.500 millones de euros, entre 35 B777-8 y 115 por el más grande B777-9. La intención de la compañía sería elevar este pedido a 20 unidades más en perjuicio del B787.

El más pequeño de la flota

El 787-10 se presentaba como el complemento ideal para los planes de Emirates. Con una configuración de dos y tres clases podría transportar de 240 a 330 personas.

Paradójicamente, este avión se hubiera convertido en el más pequeño de toda la flota de Emirates, que cuenta con más de 100 gigantescos A380 (con capacidad de más de 480 pasajeros cada uno) volando.

Además ayudaría a optimizar el rendimiento de las rutas que son operadas por aviones más grandes, y que tienen un mayor consumo de combustible.

Fascinación por el B777X

Pero Emirates está fascinado con las prestaciones de B777X. Más que una expansión agresiva como la de Qatar Airways, Emirates preferirá en optimizar sus rutas, y para ello el B777X podrá ofrecer un mejor resultado en las conexiones donde el A380 no aporta los resultados económicos esperados.

El B777-8 tendrá una capacidad de 350 a 375 pasajeros y una autonomía de 16.110 kilómetros. En tanto el B777-9 llegará a los 14.075 kilómetros, pero podrá transportar entre 400 y 425 viajeros.

[¿Cómo hace Emirates para que el A380 sea rentable?]

Según Simple Flying esta es una oportunidad para Emirates de mejorar la configuración de su clase business. Los B787 se presentarían con la distribución 1-2-1, pero en los actuales 777-200 y 777-300 están con el esquema 2-3-2, o sea que por cada fila hay un pasajero de esta categoría exclusiva no tiene salida al pasillo.

Por ello una opción sería usar las Suites Apex como las de Japan Airlines y Korean Air, aprovechado que el fuselaje del B777X es unos centímetros más ancho que los Dreamliners.