Emirates y Ryanair descolocan al sector con sus últimas decisiones sobre flota

Emirates y Ryanair descolocan al sector con sus últimas decisiones sobre flota

O’Leary endosa ‘deuda low cost’ para nuevos aviones; mientras, Clark cancela pedidos

Clark (Emirates) y O'Leary (Ryanair)
El modelo de Emirates da síntomas de agotamiento y Ryanair echa mano de la deuda para pagar nuevos aviones.

Ambas afirmaciones eran impensables en la industria aeronáutica hace meses. La ratificación de dos decisiones inéditas abre un nuevo capítulo en estas firmas, consideradas pioneras en sus respectivos segmentos: la aviación de valor añadido y el low cost.

La compañía árabe ha cancelado un pedido de 16.000 millones que realizó a Airbus en 2007. El constructor europeo ha confirmado que Emirates realizará un “ajuste de flota” y que prefiere prescindir de 70 aviones del tipo A350, aún en fase de desarrollo.
 
 
Emirates cree que sus necesidades restarán cubiertas sólo con los 50 nuevos A380
 
Este bimotor es la próxima apuesta de Qatar Airways, que promociona los vuelos de prueba alrededor del mundo como aerolínea de “lanzamiento”. International Airlines Group (IAG) dispone de 32 opciones, previsiblemente 18 destinadas a Iberia.

La compañía de los Emiratos Árabes considera que sus necesidades futuras restarán cubiertas con el pedido de 50 superjumbos A380, cuyo valor asciende a 15.000 millones de euros. El contrato se firmó en el salón aeronáutico de Dubai. Emirates era uno de los principales clientes de A350. El primer ejemplar se iba a entregar en 2019.

A pesar de ello, Airbus ha asegurado que el desarrollo del programa está fuera de duda. Según los últimos datos registrados por el constructor en los reguladores bursátiles, el A350 cuenta con 742 encargos a tan sólo seis meses del debut.

El A350 ha realizado varios trayectos sin pasajeros. Estos vuelos son necesarios como paso previo a la obtención de los certificados legales. Tras lograrlos, el consorcio con base en Toulouse (Francia) espera que el ritmo de pedidos acelere.
 
 
Ryanair está en disposición de adquirir 180 aparatos más tras emitir 850 millones en bonos
 
Por su parte, Ryanair ha completado este miércoles su primera emisión de deuda. Servirá para comprar nuevos aviones. Y la operación se ha cerrado con buenos resultados. La elevada demanda que ha encontrado entre los inversores ha permitido colocar los títulos a bajo coste. La empresa irlandesa traslada a la financiación la que es la principal característica de su modelo de negocio, el low cost.

Según han informado los de Michael O’Leary a la bolsa irlandesa, el total de deuda emitido alcanza los 850 millones de euros con una demanda que, tal y como añaden en el comunicado, ha logrado superar en ocho veces a la oferta. El tipo de interés de los títulos, con vencimiento en siete años y cupón del 1,87%, se ha quedado en el 1,94%.

Ahora Ryanair está en disposición de adquirir 180 aparatos más.