España cribará a los pasajeros del AVE contra ataques yihadistas

España cribará a los pasajeros del AVE contra ataques yihadistas

El Gobierno ultima un Plan Nacional de Seguridad para blindar la alta velocidad

Redacción

Barcelona

30/08/2015 - 10:28h

España controlará aún más a los pasajeros que usan la alta velocidad

El Gobierno blindará la red de AVE en España contra el yihadismo. El ejecutivo aprobará el próximo 10 de septiembre un Plan Nacional Integral de Seguridad Ferroviario, con nuevas medidas como el refuerzo del control de la identidad de los pasajeros, así como la inspección visual y el control de equipajes. El documento bebe de un acuerdo firmado el sábado por nueve países para aumentar la seguridad en los trenes de alta velocidad en Europa.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha subrayado que el Plan "contiene muchas de las medidas que se han debatido hoy [por el sábado], al tiempo que incorpora la experiencia de los últimos años en España". El ministro ha recordado que España "el país que más ha padecido la lacra del terrorismo yihadista, en particular en el sector ferroviario".

Contra el yihadismo

La batería de medidas aprobada por los ministros del Interior de Francia, España, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo, Italia y Suiza busca que no se repitan ataques yihadistas en los convoyes. Entre otros, los nueve abogan por más controles de seguridad en la identidad de los pasajeros, inspecciones visuales y control de equipajes.

Asimismo, los representantes de los estados europeos promoverán "mucho más ampliamente" las patrullas mixtas con policías de varios países en los trayectos internacionales.

Billetes nominativos, en estudio

En paralelo, los ministros también han acordado evaluar la implementación de billetes nominativos para los trenes internacionales. Además, los nueve países participantes en la reunión en París evaluarán los pros y contras de acceder a que la policía coteje los datos de los pasajeros con las bases de datos de personas sospechosas.

Todas las medidas están destinadas a prevenir nuevos ataques en las redes ferroviarias de alta velocidad en Europa. El acuerdo del sábado se produce apenas una semana después de que el terrorista Ayub el Khazzani abriera fuego con una arma automática a bordo de un tren Thalys que unía Ámsterdam y París. El ataque dejó tres personas heridas, antes de que el yihadista fuera reducido por los pasajeros.