Europa ignora los rechazos a la entrega de datos de pasajeros a EEUU

Europa ignora los rechazos a la entrega de datos de pasajeros a EEUU

El Consejo de Ministros de la UE ha aprobado este martes el acuerdo, pese al dictamen contrario del Supervisor Europeo de Protección de Datos (SEPD)

El Consejo de ministros de la UE ha aprobado este martes la firma del acuerdo UE-EEUU sobre entrega de datos de pasajeros aéreos, que probablemente se producirá el 14 de diciembre, pese al dictamen contrario del Supervisor Europeo de Protección de Datos (SEPD). El Parlamento europeo aún tiene que pronunciarse.

El Supervisor Europeo de Protección de Datos, que se encarga de velar por la defensa de la intimidad de los datos de los europeos, ha criticado abiertamente y antes de su aprobación la propuesta de la Comisión Europea sobre los denominados PNR (por sus siglas en inglés). A su juicio, el período de almacenamiento de los datos, fijado en 15 años, es excesivo, por lo que  aboga por que la información sea eliminada inmediatamente después de su análisis o después de un período máximo de 6 meses. Además, considera que la limitación de su uso por parte de las autoridades estadounidenses es demasiado amplia y debería sólo utilizarse en la lucha contra el terrorismo o para una lista definitiva de graves delitos transnacionales.

Lista desproporcionada

Por otra parte, el supervisor denuncia que la lista de datos que se transfieren a la Seguridad Nacional de EEUU es desproporcionada y está abierta a demasiadas cuestiones, por lo que aboga por reducir las categorías y excluir los datos sensibles. En su opinión, EE.UU. no debería poder acceder a los datos directamente y cada ciudadano debe tener la capacidad de ejercer un derecho de reparación judicial efectivo.

Por el contrario, la entidad acoge con satisfacción las garantías previstas en el nuevo acuerdo en materia de seguridad y control de datos, así como las mejoras en el acuerdo de 2007, aunque plantea que el sistema no debe poder transferir los datos a otras autoridades de los EE.UU. o a terceros países, a menos que se garantice un nivel adecuado de protección.

"Cualquier acuerdo que permita la transferencia legítima masiva de datos personales de los pasajeros a terceros países debe cumplir estrictas condiciones. Lamentablemente, muchas de las preocupaciones expresadas por el SEPD y los Estados miembros sobre la protección de los datos, no se han cumplido en este acuerdo. Lo mismo se aplica a las condiciones impuestas por el Parlamento Europeo para dar su consentimiento", lamenta Peter Hustinx, portavoz del SEPD.