Europa prohíbe el ‘dreamliner’

Europa prohíbe el ‘dreamliner’

Bruselas sigue a EEUU y obliga a Boeing a reforzar la seguridad

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) ha anunciado la prohibición de todos los vuelos programados con Boeing 787 (B787), el dreamliner, ante los problemas presentados por el nuevo avión de producción estadounidense. Un portavoz señaló que la agencia europea se suma así a la decisión tomada el miércoles por la Agencia Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos (EEUU).

Las autoridades de aviación norteamericanas dejarán en tierra todos los B787 hasta que se demuestre su seguridad en vuelo.

United

United es la única compañía estadounidense que opera actualmente esta aeronave, con un total de seis aparatos en su flota. La decisión de la FAA llega tras los incidentes registrados en los últimos días, el más reciente fue este miércoles. Un avión de All Nippon Airlines (ANA)  tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Japón.

Es España, Air Europa espera seis aparatos en 2016. Se trata de la única aerolínea del país que ha firmado con Boeing para introducir los dreamliner en su flota.

Baterías

Expertos sobre aviación indican que dos de los incidentes guardan relación con las baterías y circuitos de carga de la aeronave, lo que ha hecho que se registrasen un caso de incendio y otro de humo.

En un comunicado, la FAA ha señalado que emitirá una directiva de aeronavegabilidad de emergencia, a fin de hacer frente al riesgo potencial de incendio de las baterías del 787 de Boeing, de forma que requerirá al fabricante que demuestre su seguridad antes de volar.

Air India

Por su parte, United ha explicado que cumplirá con esta directiva, trabajando "estrechamente" con el fabricante y las autoridades estadounidenses para examinar técnicamente las aeronaves y poder continuar prestando servicio, reubicando por el momento a los pasajeros. Air India, la otra aerolínea con dreamliners también ha cesado las operaciones.

El presidente y consejero delegado de Boeing, Jim McNerney, ha insistido en que el B787 es "seguro", subrayando que se van a tomar "todas las medidas necesarias" en los próximos días para garantizar la seguridad. La decisión de EEUU y Europa se suma a la de otros países como Japón, India o Chile que anunciaron este miércoles que dejaban en tierra este modelo de avión.