Evelop, la aerolínea de Barceló, da dinero en su primer año

Evelop, la aerolínea de Barceló, da dinero en su primer año

La filial, que cuenta con tan sólo tres aviones, factura 112 millones de euros

Gabriel Trindade

Barcelona

21/10/2014 - 21:06h

Un avión de la aerolínea Evelop.

Evelop, la aerolínea que surgió de las cenizas de la desaparecida Orizonia, ha superado las expectativas en su primer año. Su director, Emeterio Lorente, asegura en entrevista con 02B que la compañía, ahora integrada en el grupo Barceló, ha pasado el break-even en este ejercicio. Se guarda la cifra concreta al señalar que ésta queda consolidada dentro de la división de viajes del conglomerado empresarial turístico.

La aerolínea de Barceló cerrará el curso con una facturación de 112 millones de euros. Se trata de una cifra aún alejada de los 300 millones que Orbest ingresó en 2012, su último año antes del colapso de Orizonia. Si bien, en el momento del cierre, ésta operaba con más aviones.

Emeterio LorenteEvelop cuenta con tres aeronaves: dos A320, que cubre vuelos a las islas Canarias desde varias ciudades españolas y algunas capitales escandinavas; y un A330 destinado a grandes enclaves turísticos del Caribe del grupo Barceló: Punta Cana, Cancún y La Habana. La aerolínea cerrará el curso con 500.000 pasajeros y un factor de ocupación del 90%.

Los vuelos de Evelop van llenos principalmente por pasajeros que compran el billete a través de los touroperadores del grupo Barceló. La aerolínea vende pasajes al Caribe desde su propia web. "La distribución directa representa entre el 5 y el 10% del total. Es un canal de venta que aún tiene que crecer", apunta el director de la aerolínea.

La aerolínea del grupo Barceló fue presentada formalmente en diciembre de 2013. No obstante, la compañía nació unos meses antes en el seno de la división de viajes, controlada por Gabriel Subías. El grupo balear aprovechó el colapso del grupo Orizonia en febrero de ese año para articular su expansión con la adquisición de varias agencias de viajes y de los restos de Orbest.

Los inicios no fueron fáciles. Emeterio Lorente, que pasó de Orizonia a Barceló, recuerda las dificultades que se han encontrado para poner a punto el renovado proyecto. La competencia puso todas las trabas que encontró para que Orbest no pudiese operar el verano de 2013 al no tener los permisos en regla. Finalmente, un apaño dio pista libre para levantar el vuelo.

El sector también desconfió que Orbest consiguiese operar vuelos al Caribe a diario con un sólo avión. "No hemos tenido ni un solo problema. Estarían pensando en modelos más antiguos que el nuestro. Ha volado cada día sin ningún percance", explica el directivo.

Emeterio Lorente se muestra satisfecho con el resultado del presente curso y se fija como objetivo para el siguiente consolidar lo conseguido. "La aerolínea podría ampliar flota y, en ese sentido existen negociaciones, pero el objetivo sería principalmente consolidar las rutas establecidas", explica. El método de crecimiento que se estaría debatiendo para la expansión es el leasing.