¿Existen los billetes de Megabus a un euro para ir a Londres?

¿Existen los billetes de Megabus a un euro para ir a Londres?

La compañía low cost aprovecha la demanda estival y vende pasajes tan caros como el avión

Ignasi Jorro

Barcelona

08/07/2014 - 16:59h

Megabús estrenó ayer su servicio de Barcelona a París y Londres.
El autobús de bajo coste se estrena en España con Megabus, compañía que desde ayer opera la ruta Barcelona-París-Londres con billetes, asegura, a partir de un euro. La demanda estival ha encarecido el servicio, que en su página web muestra tarifas para julio de hasta 78 euros, muy cerca del precio de un vuelo Barcelona-Londres para las mismas fechas.

Un billete de ida y vuelta a la capital inglesa desde la Ciudad Condal cuesta 179 euros saliendo el 25 de julio con regreso una semana después, el viernes 1 de agosto. El mismo trayecto en Megabus sale por 126 euros. La gran diferencia estriba en que el avión tarda 1:30 horas mientras que el autobús low cost, 26.
 
 
El Megabus a Londres tarda 26 horas, por una hora y media del avión
 
En lo que respecta a la corta y media distancia, Megabus pugnará con la recién entrenada alta velocidad de Renfe de la capital catalana a Toulouse y París. Aquí, el autobús low cost sí es competitivo. La ida y vuelta Barcelona-Toulouse (el 25 de julio y 1 de agosto) cuesta diez euros, por 118 euros el tren. Las mismas fechas, viajar a París desde Barcelona en Megabus sale por 76 euros, por 352 euros el billete combinado de tren de Renfe con la francesa SNCF.



Pese a jugar con desventaja con Londres, Megabus se ha anotado un récord de reservas desde que estrenó su página web en España en junio. “Hay varios días con todo vendido y muchas fechas de julio con ocupaciones por encima del 70%”, explicó Liza Esnouf, directora general de la división de autobuses de Stagecoach.

El primer trayecto entre España y Reino Unido se completó este martes en uno de los autobuses de la compañía, más largos que los vehículos convencionales. “Éso es precisamente lo que hace Megabus rentable: donde otros ponen 49 asientos, nosotros ponemos 72. Sin renunciar al confort y la seguridad, claro”, añadió Esnouf.

La multinacional de transporte de pasajeros ha invertido más de 300.000 euros en la puesta en marcha de la operativa en Barcelona. Aunque sólo opera una ida y vuelta al día en cada sentido, el operador confía en aumentar las frecuencias y destinos a lo largo de los próximos meses.

Además de la segunda ciudad española, la filial de Stagecoach conecta otros cien destinos en Europa y 130 en Estados Unidos.