Fabra insiste en invertir en el aeropuerto fantasma de Castellón

Fabra insiste en invertir en el aeropuerto fantasma de Castellón

La Generalitat prevé que las instalaciones generen negocio en el primer semestre de 2013

E.O.

30/10/2012 - 20:28h

El aeropuerto de Castellón. EFE / ARCHIVO
El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra (PP), insiste en invertir dinero público en el aeropuerto fantasma de Castellón, pese a que la Generalitat ha pedido el rescate a Rajoy para evitar la quiebra.

Concretamente, el Gobierno valenciano destina de los presupuestos del próximo ejercicio 17 millones de euros a las instalaciones castellonenses que todavía no tienen permiso de vuelo.

Aunque el consejero de Hacienda, Jorge Vela, remarca la “austeridad” de estas cuentas y pese al delicado estado de las arcas valencianas, el Gobierno autonómico sigue destinando recursos públicos al aeropuerto sin aviones. De este modo, a los 150 millones que costó construir el tercer aeropuerto de la Comunitat Valenciana hay que sumar también el coste anual de personal y funcionamiento.

Más de 300.000 euros en sueldos

Aunque en el aeropuerto de Castellón reina el silencio, el Consell cifra el gasto de personal en 367.330 euros, parte del cual es para el director de la empresa gestora Aerocas, Juan García Sales.

Siguiendo con el capítulo de gastos, los de funcionamiento ascienden a 4,75 millones de euros y los financieros a 1,98 millones de euros.

Todo ello, además, atendiendo a que si se cumplen las previsiones del Gobierno valenciano, el aeropuerto comenzará su actividad durante el primer semestre de 2013.

Fabra prevé hacer negocio a corto plazo


Aunque hace unos meses el Consell dejaba la puerta abierta a la venta del aeropuerto y aseguraba que había ofertas interesantes sobre la mesa, las instalaciones siguen, lejos de ser rentables, generando grandes gastos.

En el capítulo de ingresos, pese a que no hay movimiento alguno en el aeropuerto, el Gobierno valenciano apunta a una recaudación cercana a los dos millones de euros de tasas y 15 millones relativos a los pasivos financieros.

No obstante y aunque Fabra prevé generar negocio en el aeropuerto, ninguna aerolínea ha confirmado su apuesta por las instalaciones. De momento, sólo hay una lista de gastos y ningún ingreso a la espera de que los aviones despeguen, algún día, desde el aeropuerto de Castellón.