Accor se sube al Orient Express

El Orient Express se puede considerar como el ferrocarril clásico más lujoso del mundo.

Accor se sube al Orient Express

El grupo hotelero francés compra la mitad del capital del lujoso ferrocarril europeo, que pertenece a SNCF

Cerodosbé .

BARCELONA

06/10/2017 - 11:46h

AccorHotels no da descanso a su talonario de cheques: tras pagar 100 millones de euros por la gestora de reservas Gekko ahora adquirió el 50% del capital del Orient Express, el lujoso ferrocarril que desde 1883 atraviesa Europa desde París a Estambul.

Hasta ahora la empresa de ferrocarriles SNCF, que pertenece al estado francés, contaba con el 100% de la sociedad explotadora del mítico tren. Con su desembarco, AccorHotels busca reforzar su liderazgo en el segmento de lujo mediante el desarrollo de una nueva colección de prestigiosos hoteles bajo la marca Orient Express.

“Esta colección, la quintaesencia del arte del viaje, ofrecerá una experiencia única e histórica que conjugará el lujo, exotismo y sofisticación de Oriente y Occidente en lugares icónicos”, expresó la compañía en un comunicado.

Desde 1977 el grupo SNCF ha participado en el desarrollo de la imagen de la marca del legendario ferrocarril, especialmente a través de la restauración de vagones antiguos de los años 20 (conocidos como Pullman-Orient-Express) y la organización de eventos.

Los siete históricos coches, símbolos del art déco francés, seguirán siendo propiedad material del grupo ferroviario francés y serán operados por Orient Express en el marco de viajes y eventos privados. Los coches proporcionarán un nuevo escenario para eventos, que podrán celebrarse en colaboración con otros negocios de AccorHotels como Potel & Chabot, Noctis y John Paul.

“Nuestro propósito es recrear la experiencia y convertir el Orient Express en el modelo de referencia en viajes de lujo y hospitalidad”, precisó Guillaume de Saint Lager, secretario corporativo del antiguo ferrocarril.

Entre AccorHotels y el grupo SNCF también se han comprometido a preservar, promover y compartir el patrimonio relacionado con el mítico tren y su historia, por medio de la creación del Fondo de Dotación Orient Express.