El AVE cruza el charco

Renfe y Adif serán los constructores del tren de alta velocidad de Texas.

El AVE cruza el charco

Renfe y Adif construirán el tren de alta velocidad que unirá a Dallas con Houston, un contrato que supera los 8.750 millones de euros

Renfe y Adif participarán en la construcción del AVE que unirá a las ciudades texanas de Dallas y Houston, un proyecto de 8.750 millones de euros que creará más de 10.000 puestos de trabajo.

Las empresas españolas fueron elegidas como socios estratégicos del futuro Texas Bullet Train, el primer tren de alta velocidad 100% privado del mundo. Este será el segundo ferrocarril ultra rápido en EEUU, tras la conexión entre San Francisco y Los Ángeles, aún en construcción.

El AVE de Texas implicará una inversión de 8.750 millones de euros y creará más de 10.000 puestos de trabajo en la construcción

Las dos compañías ferroviarias se encargarán del desarrollo, el diseño y la construcción del corredor de Texas, que tendrá 386 kilómetros y que contará una sola parada, en la cuidad de Brazos Valley. Una vez que la línea se ponga en marcha las empresas españolas asistirán en la operación, mantenimiento y en la comercialización de los billetes.

La revancha de Renfe

La adjudicación de este proyecto se puede leer como una revancha para Renfe, después de que el pasado año no consiguiera posicionarse para explotar el AVE de California.

La adjudicación en Texas llega un día antes de que el AVE a La Meca comience a operar con pasajeros, proyecto de 6.700 millones de euros que permitirá transportar a 60 millones de usuarios al año en Arabia Saudí.

 

Además el desembarco en EEUU es un respaldo a la estrategia de internacionalización de las sociedades españolas, a dos años de que el mercado ferroviario en Europa se liberalice, lo que permitirá la llegada de operadores externos (sean públicos o privados) en los ramales de alta velocidad.

Más de 10.000 puestos de trabajo

El desarrollo del AVE entre Dallas y Houston generará un beneficio de unos 31.500 millones de euros al Estado de Texas durante los próximos 25 años.

El contrato de Texas es un respaldo para Renfe a dos años de que se liberalice el mercado ferroviario en Europa

Además, generará unos 10.000 puestos de trabajo durante la fase de construcción y otros 1.500 empleos más una vez el AVE se ponga en servicio. Según Renfe y Adif, una parte de estos trabajos aún por determinar serán ocupados por profesionales españoles.

Presencia española en los ferrocarriles de EEUU

La selección de Renfe y Adif se suma a otras incursiones de empresas españolas en el mercado ferroviario de EEUU. Por ejemplo Ferrovial había sido seleccionada en 2015 para realizar los trabajos ingeniería y diseño de la línea, un contrato estimado en 113 millones de euros.

En tanto ACS se hizo en 2014 con las obras de construcción de un tramo del AVE entre Los Ángeles y San Francisco por unos 1.000 millones de euros.