China se sube al tren de Hyperloop

China podría ser el primer país en contar con el tren de alta velocidad Hyperloop.

China se sube al tren de Hyperloop

La región de Guizhou quiere ser la primera en el mundo en tener el tren de alta velocidad Hyperloop

China quiere ganar la carrera por ser el primer país en tener un servicio de Hyperloop, el tren-cápsula de alta velocidad que puede superar los 1.000 kilómetros por hora.

Por ahora todo está en planos, programas de ordenador y algunos prototipos probados en el desierto de Estados Unidos. Pero la ciudad de Tongren, en la provincia de Guizhou (al sudeste del gigante asiático), no quiere dejar pasar la oportunidad y su ayuntamiento firmó un acuerdo con Hyperloop Transportation Technologies (HTT) para construir este tren.

Viajar a más de 1.000 kilómetros por hora

Este sistema consiste en una cápsula que se desplaza por levitación magnética por un tubo despresurizado al vacío. Al no tener fricción con otros materiales ni resistencia del viento, los convoyes pueden alcanzar los 1.080 kilómetros por hora.

El acuerdo con la empresa de Elon Musk –en la que también participa Virgin- implica que cada parte pagará el 50% de la obra, que tendrá una extensión de diez kilómetros.

La firma tecnológica se encargará del diseño y proveerá el equipamiento necesario, y la construcción será encarada por el consistorio.

El desafío de construir el Hyperloop entre montañas

Aunque diez kilómetros parezcan pocos, montar estos tubos en pasarelas representa un desafío de logística y construcción, porque Tongren presenta una compleja orografía de montañas y precipicios.

Si logran cumplir esta primera etapa, desde el centro hasta el aeropuerto, el ayuntamiento estaría preparado para encarar la segunda etapa, de 50 kilómetros.

Tongren, la ciudad que quiere tener el primer Hyperloop, es sede de empresas como Amazon, Apple o Alibaba

En los planes de esta ciudad está llegar a Guiyang, la capital de Guizhou, distante a 400 kilómetros. Si se cumplen las previsiones de Hyperloop, los pasajeros podrían atravesar esta distancia en menos de 20 minutos.

El Silicon Valley de China

No es causalidad que Tongren sea la ciudad que quiere liderar la instalación de este sistema: la ciudad aspira a ser el Silicon Valley de China, donde están presentes tecnológicas como Apple, Alibaba o Amazon.

Hay otros doce países que también están en la lista de espera para tener este tipo de tren ultra rápido: Emiratos Árabes Unidos, Ucrania, Finlandia, Suecia, Gran Bretaña, Países Bajos, Suiza, Rusia, India, Estonia, EEUU y el Reino Unido integran el abanico de interesados, donde se firmaron acuerdos y encararon estudios de viabilidad.

También España se suma a la lista, pero la idea es que las planicies de Antequera, en Andalucía, alberguen un centro de pruebas de este sistema.