Este es el tren nocturno que se adelanta al futuro

OBB lleva el tren nocturno al siguiente nivel. Foto PriestmanGoode

Este es el tren nocturno que se adelanta al futuro

De diseño moderno y sostenible, las nuevas cabinas del ferrocarril austríaco ÖBB son lo más parecido a mini suites de hotel

Mar Nuevo

Madrid

04/12/2019 - 13:26h

Glamurosos o funcionales, los trenes nocturnos siempre han tenido un punto de romanticismo, quizás como consecuencia de aventuras que el cine y la literatura ha ubicado en sus vagones. Mientras algunos como el Venice Simplon Orient Express o el Caledonian Sleeper explotan el halo de elegancia de otro siglo, otros como el Nightjet de ÖBB miran hacia el futuro.

La compañía austriaca incorporará nuevos trenes para cubrir estos servicios nocturnos que presentará a partir de 2022, un momento que ha aprovechado para repensar totalmente la experiencia del viaje en coche cama.

Siemens fabricará los nuevos trenes nocturnos de ÖBB con diseños que asemejan más sus cabinas a la clase ejecutiva de una aerolínea o a las suites de los hoteles cápsula que a un ferrocarril tradicioinal

[Para leer más: Un tren de lujo para revivir el glamour y la fiesta de los años '20]

El tren nocturno ha vuelto

A punto de su desaparición (pocas quedan ya de las líneas que cruzaban Europa de noche, con vagones revestidos de madera y pasajeros brindando con champagne), como consecuencia de la pujanza de las líneas de alta velocidad y el abaratamiento de los vuelos -aerolíneas low cost mediante- los trenes nocturnos sin embargo viven un tímido renacer, impulsados por la conciencia ecológica de los viajeros y azuzados por movimientos como el flygskam.

 

Una de las compañías que se apunta a su revitalización es ÖBB, que no solo confía en el potencial de los trenes nocturnos, sino que se ha propuesto llevar estos viajes al siguiente nivel.

Para ello ha confiado a Siemens la fabricación de sus nuevos ferrocarriles que incluirán 7 vagones, dos de ellos con asientos y otros cinco con diferentes modalidades de cabinas, además de comodidades como wifi, funcionalidades domóticas, iluminación individual y control de clima.

El pedido, valorado en más de 200 millones de euros según Bloomberg, es el primer contrato para Siemens de una compañía de ferrocarril de Europa occidental en los últimos 15 años.

Mini Suites

Las nuevas cabinas no beben del diseño del Orient Express sino, más bien, de los compartimentos de clase ejecutiva de las aerolíneas o los minimalistas hoteles cápsula.

Los trenes contarán con compartimentos privados con camas y baños y también literas que recuerdan a las habitaciones de los hoteles cápusula, con todo tipo de comodidades

Diseñados por la firma con sede en Londres PriestmanGoode, los vagones con dormitorios incluirán cabinas individuales con camas grandes y espacios totalmente privados y, más económicos, las bautizadas como Mini Suites.

Primera clase OBB tren nocturno. Foto: PriestmanGoode.

Las cabinas más lujosas tendrán baño, sofá y cama. Foto: PriestmanGoode.

Se trata de camas individuales similares a las que se ven en los futuristas hoteles de Tokio que cuentan con cortinas metálicas con cerradura -que se activa a través del móvil- y espacio para el equipaje en un espacio adyacente (y también cerrado bajo llave).

En el interior, las cápsulas cuentan con iluminación individual y control de temperatura, carga inalámbrica y toma de corriente, además de escritorio plegable y espejo. Se baraja aún si cada uno tendrá su propia ventana.

Compartimentos privados

También habrá compartimentos privados más grandes con hasta 4 camas en literas, espacios de almacenamiento, sofás, una pequeña mesa retráctil e iluminación adaptable.

Otra de las opciones es el compartimento completo, que incluye ducha y baño, además de mobiliario similar al de las Minisuites.

Otra de las cabinas del nuevo tren que diseñará Siemens. Foto: PriestmanGoode.

Otra de las cabinas del nuevo tren que diseñará Siemens. Foto: PriestmanGoode.

Según las previsiones de la compañía, los nuevos trenes servirán las rutas que conectan Austria e Italia con trayectos como Viena-Venecia, Viena-Milán y Viena-Roma.

Con esta apuesta, ÖBB reafirma su compromiso con los trenes nocturnos -es una de las pocas compañías europeas que los sigue ofreciendo-. Sus últimos resultados avalan la decisión, con un incremento del 10% en número de pasajeros en lo que va de año, algunos incluso más, como el que conecta Viena y Zúrich (+20%).

Tanto es así que la compañía ha relanzado su conexión Viena-Venecia antes mencionada y, el próximo mes de enero, lanzará el itinerario Viena-Bruselas. Incluso ha recibido diversas peticiones para poner en marcha el tren Berlín-Bruselas, quizás espoleado por los pasajeros con más conciencia ecológica. A su favor, basta un dato: un vuelo París-Venecia genera alrededor de 105 kilogramos de CO2 por pasajero; un viaje en tren alrededor de 29,4.