HS2 o cómo el Reino Unido se subirá al tren de la alta velocidad

Prototipo de HS2 en una propuesta de Alstom.

HS2 o cómo el Reino Unido se subirá al tren de la alta velocidad

El primer tramo del HS2, el AVE británico, costará 127.000 millones de euros y conectará a Londres con Birmingham en 2040

Mar Nuevo

Madrid

12/02/2020 - 14:24h

Se trata del mayor proyecto ferroviario que aborda el Reino Unido desde la época victoriana. Verde para unos, que defienden que contribuirá a reducir emisiones, y un desastre medioambiental para otros, en alusión al impacto en el paisaje que conllevará la faraónica obra, el AVE británico logró ayer luz verde para conectar Londres y Birmingham.

No lo tendrá fácil. Denominado HS2 (Hight Speed 2), el proyecto cosecha informes oficiales en su contra, así como el rechazo incluso de miembros del partido conservadora que lidera Boris Johnson, que ayer lo aprobó.

Con solo una línea de alta velocidad entre Londres y el Canal de la Mancha, Reino Unido está muy por detrás de países como España y Francia en su red ferroviaria

[Para leer más: Llega Avlo: así es por dentro el tren AVE de bajo coste]

¿Qué es el HS2?

El HS2 no es la primera incursión en la alta velocidad de Gran Bretaña. El país cuenta con un precedente denominado HS1 y que une la estación de St. Pancras, en Londres, con el Túnel del Canal de la Mancha en Folkestone (Kent).

Inaugurado en 2008 cuenta con 68 millas (109,45 km), muy lejos de las 345 millas (555 km) proyectadas en esta segunda línea de alta velocidad.

Se espera que los trenes circulen a una velocidad máxima de 360 km/h, 160 km/h más rápido que los que funcionan hoy. Así, un viaje entre Londres y Birmingham se completaría en 45 minutos, frente a los 81 que se tarda hoy en la opción más rápida.

 

Potenciar el norte inglés

La primera fase de la ruta del HS2 uniría así las estaciones londinenses de Euston y la de Curzon Street en el centro de Birmingham. Después, una extensión en forma de Y conectaría la capital con Manchester y Leeds y, desde esta última, conexiones a York y Newscastle.

El proyecto pone el acento en el desarrollo del norte inglés, una reivindicación que Boris Johnson asumió durante la campaña electoral

Una de las últimas propuestas pasa también por añadir una extensión en la primera etapa para permitir conexiones con Liverpool y Glasgow.

El norte inglés será así el máximo beneficiario de esta ruta y permitirá a Johnson cumplir una de sus promesas electorales, precisamente la de impulsar el norte del país a través de infraestructuras y creación de empleo.

Habrá que esperar unos años para ver su inauguración, sin embargo. Según el proyecto la ruta entre Londres y Birmingham debe estar completada en 2040.

Retrasos y sobrecostes

Hs2 fue anunciado por primera vez en 2009 y, desde su nacimiento, ha sufrido todo tipo de reveses.

En 2017 se iniciaron los trabajos preliminares de este AVE británico, que acumula retrasos y un sobrecoste del 92% al pasar de un presupuesto de 56.000 millones de libras (66.400 millones de euros) a 107.900 millones (127.945 millones de euros). Las cifras han llevado a muchos diputados a pedir su suspensión, incluso dentro del partido de Johnson.

Con un coste inicial de 66.400 millones de euros, el último proyecto lo eleva ya a 127.945

Según el primer ministro, sin embargo, la “la mala dirección” de la hasta ahora gestoría HS2 Ltd. “no quita el valor fundamental” del proyecto, que servirá para aumentar la capacidad y velocidad de los trenes y crear empleo, apuntó el dirigente.

Impacto sobre el paisaje

La aprobación del plan completo conllevará expropiaciones y movimientos de carreteras y ríos, con gran impacto en el paisaje, lo que también ha hecho multiplicarse sus detractores.

Los ambientalistas aseguran que línea pone en peligro 693 sitios de vida silvestre locales clasificados, 21 reservas naturales, 33 sitios de especial interés científico, cinco refugios de vida silvestre de importancia internacional y 108 bosques antiguos.

Para otros, como las empresas españolas como Ferrovial, ACS, CAF o Talgo, que tienen intereses en el proyecto, no deja de ser una buena noticia.

Manifestación de rechazo al HS2 en una foto de archivo. Foto EFE.

Manifestación de rechazo al HS2 en una imagen de archivo. Foto: EFE.

100 millones de pasajeros anuales

Se estima que HS2 transportará a 100 millones de pasajeros al año cuando se complete, una cifra desorbitada según plataformas contrarias a la infraestructura, como Stop HS2, ya que suma más pasajeros que todos los servicios interurbanos actuales juntos en las principales líneas de la costas este, oeste y las Midland, y eso peque a que el tren se detendría en muchas menos estaciones.

Respecto la velocidad, ofrece trayectos que unirían Londres y Manchester en 67 minutos (125 en la actualidad), Londres y Leeds en 81 minutos (frente a los 133 actuales), Birmingham y Manchester en 40 minutos (87 minutos hoy) y Brimingham y Leeds en 46 minutos (117).

Lo que disminuye en tiempo aumentará en precio. Aunque no hay confirmaciones oficiales, se estima que la alta velocidad incrementaría las tarifas entre un 20 y un 33%, lo que elevaría el coste de un billete entre Londres y Manchester de los 214 euros actuales a los 285 (en precios de 2020).