Virgin elige a Málaga para impulsar el Hyperloop

El Hyperloop permitirá viajar a 1.200 kilómetros por hora.

Virgin elige a Málaga para impulsar el Hyperloop

Virgin invertirá 432 millones de euros en un centro de desarrollo en Bobadilla, pero supeditado a las subvenciones del Estado

El proyecto de elegir a Málaga como centro de desarrollo del Hyperloop va cobrando forma. De ser una idea en el aire dio un paso adelante con la firma del acuerdo entre Virgin Hyperloop One (empresa del multimillonario Richard Branson) y Adif para crear un centro de desarrollo e investigación en la localidad andaluza de Bobadilla.

La iniciativa tendrá una inversión de 432 millones de euros, pero quedarán supeditados a que el Estado cumpla con su parte y destine 126 millones de euros en convocatorias de ayudas públicas, como préstamos y subvenciones a I+D+i para las instalaciones.

El tren del futuro

El sistema Hyperloop pretende ser la nueva revolución del transporte ferroviario. Consiste en una cápsula que viaja en un tubo al vacío por levitación magnética, y que al no tener fricción ni resistencia del viento, podría alcanzar los 1.200 kilómetros por hora.

Como es completamente autónomo y cerrado, elimina la posibilidad de que haya impactos por errores humanos y condiciones atmosféricas adversas.

Polo industrial del transporte

Según precisaron Virgin y Adif, la elección de Bobadilla se debe a que el lugar concentra unas sesenta empresas dedicadas a la innovación en las tecnologías ferroviarias.

El desarrollo del Hyperloop en Málaga implicará la creación de 250 puestos de trabajo directos, y cientos de indirectos

El hangar de Hyperloop se ubicará en el Centro de Tecnologías Ferroviarias (CTF). Allí se probarán y validarán los componentes de este sistema, para que luego pueda obtener el certificado de las autoridades europeas.

Los primeros pasos del Hyperloop

La empresa de Branson ya dio varios pasos en su centro de investigación en EEUU: ha logrado ensamblar la cápsula, desarrolló el sistema de levitación y guiado, el mecanismo de propulsión, el tubo y la tecnología necesaria para crear el vacío en el interior.

Con estos avances, Virgin logró que su Hyperloop pueda desarrollar un prototipo que alcanzó los 387 kilómetros por hora en unas instalaciones en Nevada.

Más de 250 empleos nuevos

Una vez superadas las fases de pruebas y validación, el centro de experimentación del Hyperloop permanecerá en España para dar soporte a las operaciones, el mantenimiento y la expansión internacional del sistema.

El proyecto en Bobadilla generará 250 puestos de trabajo directo en los próximos cinco años, y cientos de empleos indirectos, porque el desarrollo de este sistema implica contar con centros de innovación en materiales, de producción de sistemas de levitación magnética, de seguridad en túneles y de técnicas avanzadas en electrónica y telecomunicaciones, entre otros.

Dos empresas en pugna

La idea del Hyperloop fue impulsada por Elon Musk, el creador de Tesla, y además de Virgin en la carrera se encuentra Hyperloop Transportation Technologies.

Esta última empresa firmó un acuerdo con el gobierno de Guizhou (en China) para instalar este sistema en un tramo de diez kilómetros, ampliable a otros 50 si funciona exitosamente.

Ya hay otros doce países que también están en la lista de espera para tener este tipo de tren ultra rápido: Emiratos Árabes Unidos, Ucrania, Finlandia, Suecia, Gran Bretaña, Países Bajos, Suiza, Rusia, India, Estonia, EEUU y el Reino Unido integran el abanico de interesados, donde se firmaron acuerdos y encararon estudios de viabilidad con ambas empresas.

Pero España no contempla contar con este sistema de transporte. Por ahora Virgin y Adif se limitan a impulsar a la región andaluza –que cuenta con 9.000 empresas dedicadas al transporte y la logística- como el campo de pruebas del que sería el tren del futuro.