Renfe tropieza antes de la liberalización del mercado

Renfe logró un aumento del 4% en su tráfico de pasajeros en los primeros nueve meses.

Renfe tropieza antes de la liberalización del mercado

Renfe gana un 5,4% menos en los primeros nueve meses del año debido a un aumento de los gastos

A poco más de un año de que se libere el sector ferroviario, Renfe volvió a presentar beneficios, aunque fueron menores a los del mismo período del 2017. Durante los primeros nueve meses del año la ferroviaria estatal ganó 62,4 millones de euros, un 5,4% menos.

Este descenso en las ganancias se debe, indicó la compañía en un comunicado, a un incremento de los gastos que tuvieron que afrontar. Estos subieron un 15,7%, debido al aumento de los cánones que Renfe tuvo que pagar a Adif por el uso de las estaciones e infraestructuras de su red: de los 619 millones que destinó en 2017 durante este año la factura subió a los 924 millones.

En tanto la compañía presidida por Isaías Táboas llegó a los 2.569 millones de euros de gastos de explotación.

Aumentan los ingresos

Pese al descenso en las ganancias, la ferroviaria exhibe de que aumentaron sus ingresos: las entradas totales por el tráfico de la compañía llegaron a los 2.697 millones de euros, un 14% más que en los tres trimestres del 2017.

Renfe se posiciona frente a la liberalización del mercado con un aumento del 4% en el tráfico del pasajeros

Entre los rubros que más crecieron se encuentran la venta de billetes (+3,2%), la compensación que recibe por Servicio Público (+48%) y las aportaciones producto de los acuerdos con las comunidades autónomas (+32%).

Más pasajeros viajan con Renfe

La empresa ferroviaria logró un ebitda de 362,23 millones de euros, lo que representa un descenso del 3,6% comparado con el año pasado.

En tanto, en cuanto al número de viajeros, Renfe Operadora logró un incremento del 4%, hasta los 372 millones de usuarios.

A la espera del segundo año con beneficios

Renfe confía en llegar al segundo año consecutivo con beneficios. En el 2017 registró ganancias por 69,8 millones de euros, frente a las pérdidas de 35,86 millones de 2016. Este resultado había sido impulsado en gran parte por el aumento de los ingresos, informó a principios de este año la operadora ferroviaria.

En el 2015, tras varios años de números rojos, Renfe también había llegado a un resultado positivo de 42,39 millones de euros, catapultado gracias a un acuerdo de uso de suelo con Adif.

Para llegar a la estación de los beneficios la ferroviaria tuvo un primer semestre con resultados positivos, con ganancias por 35,3 millones de euros, un 16,8% más que en los primeros seis meses del año pasado.