Renfe mantendrá el monopolio de Cercanías una década más

Los trenes de Cercanías transportaron 409 millones de pasajeros en 2016. / Gencat

Renfe mantendrá el monopolio de Cercanías una década más

El gobierno aprovecha una excepción de la normativa europea para demorar la apertura del servicio a otros operadores

Cerodosbé .

BARCELONA

24/09/2017 - 13:26h

Renfe abre y cierra puertas de manera simultánea. Por un lado, se prepara para abrir el mercado a nuevos competidores en la explotación de los trenes de alta velocidad. Pero por otra parte, la ferroviaria estatal tendrá garantizado el monopolio en la explotación de los trenes de Cercanías y de Media Distancia convencional (regionales) durante al menos una década más, hasta 2027.

El gobierno ha decidido que la empresa pública mantenga en exclusiva estos servicios en vez de sacar a concurso su explotación una vez que en 2020 el transporte de viajeros en tren en la UE se abra a la competencia.

Como contraprestación, la compañía deberá invertir en las instalaciones y el parque de trenes de estos servicios públicos, informa Europa Press. De hecho, ya trabaja en un plan de compra y mejora de trenes convencionales.

    La UE establece que en el 2020 se liberalizarán los servicios de transporte de viajeros en tren

Renfe viene prestando el servicio público de Cercanías y Media Distancia en virtud de una encomienda que anualmente le realiza el Estado. Se trata de conexiones ferroviarias caratuladas como de carácter público, que se consideran “necesarias para garantizar la movilidad y cohesión del país”, aunque en su mayor parte deficitarias económicamente. Por ello la operadora recibe a cambio una subvención anual de unos 600 millones de euros.

En tanto, el resto de trenes, como el AVE y los servicios de larga distancia tienen carácter comercial, y Renfe los programa y explota libremente sin recibir subvención alguna.

El gobierno aprovecha una excepción de la normativa europea

La forma que encontró el gobierno para asegurar el monopolio fue una prerrogativa de la normativa comunitaria. Las directivas europeas sobre liberalización ferroviaria marcan 2020 como fecha tope para que los países de la UE abran a la competencia el tráfico de viajeros en tren.

    El Estado paga a Renfe 600 millones anuales de subvención por los servicios de Cercanías y Media Distancia

Pero en el caso de los servicios ferroviarios públicos (Cercanías y los regionales), permiten aplicar un periodo de transición. Por ello los países pueden seguir confiando estos servicios ferroviarios públicos a las compañías 'incumbentes o dominantes', esto es, a las que los han venido prestando hasta ahora.

En el caso de España, Fomento se acogerá a esta prerrogativa y confiará el servicio a Renfe, en vez de sacarlo a concurso, al considerar que, "en una primera etapa, es la mejor opción".

Los servicios Cercanías que Renfe presta en una docena de ciudades contabilizaron un total de 409 millones de pasajeros en 2016. Los de Media Distancia trasladaron 23,31 millones que, sumados a los de Media Distancia AVE (los Avant), se elevan a 30,6 millones.