Un tren de lujo para viajar por la Rusia ártica entre Moscú y Oslo

Aurora boreal en Murmanks (Rusia). Foto Anton Petrus | Getty Images.

Un tren de lujo para viajar por la Rusia ártica entre Moscú y Oslo

El Ártico y el Sol de Medianoche nos esperan en verano con una apasionante experiencia entre Moscú y Oslo vía San Petersburgo y Murmansk

Mar Nuevo

Madrid

17/06/2019 - 16:19h

De la Venecia del Norte a la vibrante capital de Noruega a través de 1.448 km y once días: un viaje de ensueño a bordo de un tren de lujo que recorre por primera vez la Rusia ártica para descubrir paisajes impresionantes, bosques, tundras y fiordos, y disfrutar al máximo del Sol de Medianoche.

Explorar los Andes, saborear cada km de la cornisa cantábrica, cruzar Sudáfrica lentamente o abandonarse a los trenes nocturnos que recorren Europa. Y, siempre, con el tren como común denominador.

El recorrido en el tren Zarengold entre San Petersburgo y Murmanks, la mayor ciudad del Círculo Polar Ártico, es la parte más especial del viaje que, sin embargo, arrancaen Moscú y finaliza en Oslo

[Para leer más: Los mejores trenes nocturnos para recorrer Europa]

El ferrocarril revive su edad dorada a través de nuevas propuestas que extienden por el mundo el placer y el lujo de viajar sobre raíles. Ahora, también, conquistando nuevas rutas tan apasionantes como el Ártico.

Zarengold

Cruza la Rusia ártica en tren

El operador turístico alemán Lernidee Trains & Cruises es la compañía detrás de esta aventura, que conecta Moscú con Oslo vía San Petersburgo y Murmanks, atravesando las regiones más remotas del Ártico en su camino hacia Noruega.

La experiencia de once días incluye el recorrido en el tren bautizado como Zarengold -los zares de oro, en alemán- entre San Petersburgo y Murmanks, la parte más especial de un viaje que, sin embargo, arranca antes, en Moscú.

En la capital de rusa, además de dormir una noche, se incluyen experiencias como un tour nocturno para descubrir la ciudad y sus puentes, torres y palacios iluminados, así como dos estaciones de tren de espectacular belleza, pero también la visita al Kremlin y la catedral de San Basilio.

Al día siguiente se toma un expreso rumbo a San Petersburgo donde, además de visitar lugares como el impresionante Museo del Hermitage o la ciudad de Pushkin, comienza la parte más apasionante del viaje, el recorrido en el tren Zarengold que atraviesa alguna de las zonas más remotas y frías del planeta que, en verano, están en torno a los 0º.

Isla de Kizhi. Foto Pixabay.
Construcciones en madera en la Isla de Kizhi. Foto Pixabay.

De San Petersburgo a Murmanks

El recorrido en el tren, que cuenta con dos restaurantes a bordo así como cabinas de tres clases diferentes, incluye parada en Petrozavodsk, desde donde realiza una excursión a la isla de Kizhi en el lago Onega, un auténtico museo al aire libre con más de 80 hermosos edificios de madera, entre los que se encuentra el Kizhi Pogost, declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Kem y las islas Solovetsky son las siguientes paradas antes de llegar a Murmansk, la primera parada dentro del Círculo Polar Ártico.

Islas Solovetsky. Foto Anatoly Anikin | Unsplash.
Islas Solovetsky. Foto Anatoly Anikin | Unsplash.

También conocida como la Tierra del Sol de Medianoche, se trata de la última ciudad fundada por el Imperio ruso (1916). Ciudad portuaria, es sede también del museo del submarino soviético K-21, uno de los más grandes construidos por la Armada Soviética y usado en la Segunda Guerra.

[Para leer más: El placer de dormir en el Ártico en cubos de cristal]

Aquí termina la travesía fascinante en tren a través de la Rusia ártica. Tras dejar el tren, se viaja en autobús hacia la ciudad noruega de Kirkenes, donde se realiza una caminata de montaña, entre otras actividades.

Menos romántico, un avión conduce a los pasajeros a Oslo, donde finaliza el viaje recorriendo la hermosa y vibrante capital noruega.

Opera House, Oslo. Foto Arvid Malde | Unsplash.
Opera House, Oslo. Foto Arvid Malde | Unsplash.

Reserva plaza… en 2020

La experiencia, que se ofrecen en tres clases diferentes (Standard, Classic y Bolshoi) tienen precios que oscilan entre los 3.550 y los 7.880 euros e incluyen el alojamiento en hoteles, billetes de tren, vuelos internos, comidas y excursiones.

El tren pondrá en marcha sus itinerarios regulares en 2020, si bien ya realizó un primer viaje de prueba a principios de este mes de junio con 91 pasajeros a bordo que llegaron desde siete países diferentes, entre ellos los EEUU, Alemania, Noruega y Rusia.

El año próximo hay dos salidas confirmadas, el 30 de mayo y el 5 de junio, que se elevarán al menos a cuatro en 2021.