Un tren para descubrir la cara más exclusiva de Escocia

The Royal Scotsman. Foto Belmond.

Un tren para descubrir la cara más exclusiva de Escocia

Este tren de Belmond recorre las Highlands escocesas en una experiencia en la que se pueden catar whiskies, remar en el lago Ness o realiza trekking

Mar Nuevo

Madrid

03/06/2019 - 19:28h

Posiblemente uno de los mejores y más lujosos trenes nocturnos del mundo, el Royal Scotsman de Belmond, recorre lentamente las Highlands escocesas entre misteriosos lagos, dramáticos picos y románticos castillos.

Con el champán, el whisky y las mantas de tartán formando parte constante del decorado, este tren se jacta también de contar con el primer spa a bordo de Europa.

El Royal Scotsman de Belmond es el primer tren de Europa en contar con un vagón spa

[Para leer más: Cinco trenes de lujo para viajar en el espacio y el tiempo]

De hecho, el Spa Bamford Haybarn es un oasis de lujo sobre raíles que ofrece a los pasajeros –nunca a más de 36 km/h) placeres que van desde un tratamiento facial a una manicura, pasando por todo tipo de masajes y el nuevo programa B-Silent diseñado para relajarse.

Un recorrido tranquilo y lujoso

Viajar en Belmond Royal Scotsman es volver a la edad dorada del ferrocarril. Con vagones revestidos de caoba, que combinan la elegancia eduardiana con el confort de una casa en la campiña, es lo más parecido a un palacio sobre ruedas.

 

Además de sus exclusivas suites y dos restaurantes, en los vagones Raven y Swift, cuenta con un vagón panorámico equipado con acogedores sofás y sillones desde el que observar las onduladas colinas escocesas, pero también en el que disfrutar de una copa relajada tras la cena.

Pero si este viaje, máximo exponente del slow travel, no fuera suficiente, ahora el tren sacará a los pasajeros de los vagones para ofrecerles actividades y experiencias personalizadas en las zonas más desconocidas de Escocia.

Además de las propuestas más excitantes, merece la pena descubrir las actividaes tradicionales escocesas como el tiro al plato o la cetrería

Las nuevas actividades off-board incluyen observación de estrellas bajo algunos de los cielos más oscuros de Europa en los Cairngorms; senderismo por las gargantas de Aviemore; piragüismo en el lago Ness; tiro al plato en Rothiemurchus Estate o golf en algunos de los campos más famosos de Escocia.

[Para leer más: El lujoso tren para viajar como un marajá de la India]

Aventuras escocesas

Quienes opten por descargar adrenalina pueden probar rafting, recorrer el desfiladero de Aviemore, lanzarse en parapente en Fort William o recorrer en quad el famoso parque de Rothiemurchus, en el corazón del Parque Nacional de Cairngorms.


Belmond Royal Scotsman lounge.

Más próxima a la cultura local, merece la pena descubrir actividades tradicionales escocesas como el tiro al plato o la cetrería.

A medio camino, y para todos los públicos, las excursiones en bicicleta o las rutas de senderismo con guías locales.

Vivir los lagos

Los lagos de Escocia son una parte icónica de los paisajes del país y por eso Belmond propone disfrutarlos al máximo a través de propuestas que avistar al mítico monstruo del Lago Ness desde un crucero, hacer kayak en el lago Clachnaharry Work, avistar delfines en Moray Firth o pescar en Atholl Estate.

Siguiendo la ruta de la malta escocesa

Si Escocia es conocida por alguna bebida lo es, sin duda, por el whisky. De hecho, el Belmond Royal Scotland sirve en su bar más de 60 referencias diferentes.

Belmond Royal Scotsman. Foto Belmond.
Belmond Royal Scotsman multiplica ahora las propuestas fuera del tren. Foto Belmond. 

Quien quiera profundizar en las maltas escocesas puede además decantarse por visitar alguna de las destilerías más conocidas de la Highlands, incluyendo Glen Ord (una de las más antiguas), Glenlivet Distillery y Tullibardine, en el pueblo de Blackford.

Además, los amantes del golf encontrarán también una propuesta a su medida, con paradas en los campos de Gleneagles, Royal Dornoch Golf Club, Castle Stuart Golf Links y Kingsbarns Golf Links para hacerse unos hoyos.

Hay varios itinerarios y viajes disponibles de tres a siete días y aún hay disponibilidad para algunas salidas este verano.