Cómo viajar de costa a costa de los EE.UU. por menos de 200 €

La mejor forma de descubrir el desierto de Arizona es a bordo de un tren.

Cómo viajar de costa a costa de los EE.UU. por menos de 200 €

Cruzar el territorio norteamericano en tren permite descubrir una gran diversidad de paisajes y sensaciones, y por menos de 200 euros

Juan Santiago Castro

BARCELONA

06/08/2017 - 05:55h

La sinuosa costa del Pacífico, las alturas de las Montañas Rocosas y los Montes Apalaches, las infinitas extensiones de los desiertos y las llanuras de Estados Unidos desfilan por las ventanillas de los trenes que surcan el territorio de este país.

Quien viaja para llegar a un destino prefiere volar y aterrizar cuanto antes. Pero los amantes de los viajes, del ‘slow travel’ como lo denominan algunos entendidos en tendencias, tienen su punto de referencia en el ferrocarril. Los paisajes, las ciudades y las diversas culturas del inmenso territorio se descubren con los servicios del National Railroad Passenger Corporation, más conocido como Amtrak.

Esta red conecta las principales ciudades y a través de su página web es posible cazar un billete de Nueva York a los Ángeles por 174€, si se reserva con un cierto tiempo de antelación. La sugerencia es del bloguero Mark Smith, experto en viajes en tren que presenta innumerables recomendaciones de rutas y recorridos por la red de ferrocarriles.

Otro bloguero de viajes, Derek Low, recorrió 5.471 kilómetros desde San Francisco a Nueva York en tan solo cuatro días. El primer tramo del viaje se realiza con la compañía California Zephyr, operado también por Amtrak, que en tres días lleva desde la estación de Emeryville en San Francisco hasta la ciudad de los vientos, Chicago. En este recorrido se cruza los estados de California, Nevada, Utah, Colorado, Nebraska, Iowa e Illinois; con escalas en las ciudades de Salt Lake City, Denver y Omaha.

Una vez en Chicago hay que realizar un trasbordo a los servicios de Lake Shore Limited, que conecta esta ciudad con los estados del noreste de los Estados Unidos. En un día más de trayecto se llega a la ciudad de Nueva York, tras atravesar otros cuatro estados: Indiana, Ohio, Pensilvania y Nueva York.

El costo de los boletos es desde 200 €, pero puede variar según las comodidades que pretenda el viajero, hasta alcanzar los 2.000 €. Por este precio, se puede optar por coches cama de lujo y comida dignas de un hotel cinco estrellas. Los viajeros más puristas preferirán realizar paradas para pasar un par de días en cada escala, reconoce Low, pero eso implica comprar boletos separados y el coste será muy superior. Pero también se puede comprar un pase de 364 euros para viajar por 15 días a elección. Incluso un viaje de tres días, como el que protagonizó Derek Low, cuentan como un solo día.

El vagón panorámico de Amtrak permite ve el paisaje como si se tratase de una sala de cine.
El vagón panorámico de Amtrak permite ve el paisaje como si fuera una sala de cine. Foto: Derek Low. 

Tips y sorpresas en el cruce por Norteamérica

Los trenes de California Zephyr cuentan con un espectacular coche panorámico, con sus paredes y techos de vidrio y asientos reclinables, que permiten observar el paisaje como si se estuvieran en un cine. En algunos tramos, un experto de historia o geografía brinda explicaciones sobre la región que se atraviesa.

El viaje depara algunas curiosidades: en Colorado muchos pasajeros amish subían porque prefieren usar este medio de transporte antes que el avión, en los desayunos y las comidas los lugares se distribuyen al azar, una buena forma de socializar y conocer nuevos compañeros de viaje, y si uno tiene dotes para las letras, Amtrak ofrece viajes gratis para que los aspirantes a novelistas puedan redactar en sus largos trayectos.

Tren de Amtrak cruza el Shenandoah.
Tren de Amtrak en al Montaña Afton.
Tren de Amtrak atraviesa el desierto de Mojave.
Tren de Amtrak cruzando el puente de Whirlpool.