Virgin quiere transformar (también) los viajes en tren

El multimillonario Richard Branson apuesta por el tren de alta velocidad en los EEUU.

Virgin quiere transformar (también) los viajes en tren

El multimillonario Richard Branson renombrará a los trenes Brightline con la marca Virgin en su irrupción en el transporte por ferrocarril

El propietario de Virgin, el británico Richard Branson, pretende traspasar su éxito en la industria de la aviación, incluida la aventura del turismo espacial y los cruceros -sector que ya está revolucionando pese a que su primer barco zarpará en 2020- a los raíles, invirtiendo en el tren de alta velocidad estadounidense.

De esta manera, Virgin ha cedido su nombre a la marca local Brightline que actualmente opera sus servicios entre Miami, Fort Lauderdale y West Palm Beach y convertirá la empresa de ferrocarriles en Virgin Trains USA a partir de 2019.

Virgin pondrá su marca -y su maquinaria de marketing- al servicio de los trenes Brightline

El proyecto, que significará el primer ferrocarril de inversión plenamente privada en los Estados Unidos en más de un siglo, nació el año pasado tras un encuentro entre Branson y el copresidente de Brightline y cofundador de Fortress Investment Group, Wes Edens, –empresa propietaria de la marca- en el que se debatió sobre la expansión de la empresa.

Experimento de marketing

De esta manera, se pactó el experimento de marketing de renombrar el proyecto con el nombre de Virgin para los futuros proyectos de la compañía, sustituyendo al antiguo nombre Brightline.

Branson confirmaba la operación en un comunicado: “por su espíritu innovador, Brightline es el socio ideal para alterar las percepciones y los hábitos de viaje en los Estados Unidos.

Virgin y Fortress pretenden competir con Amtrak que monopoliza el transporte ferrovial en los Estados Unidos

Con este pacto tanto Branson como los ejecutivos de Fortress pretenden competir con Amtrak, la empresa que hasta ahora monopolizaba el transporte ferrovial en los Estados Unidos.

En el escrito, el propietario de Virgin afirmaba la importancia de esta inversión para el grupo: “hasta ahora habíamos transformado el transporte aéreo con Virgin América”.

“Llevamos más de una década buscando mejor la experiencia de los millones de pasajeros que diariamente emplean el tren en los Estados Unidos”, añade Branson.

Los planes de Brightline

Gracias al acuerdo, el grupo Virgin invertirá en Brightline, que seguirá siendo dirigido por los ejecutivos de Fortress. De esta manera, Virgin pasará a tener una parte del accionariado de la compañía.

First Train Set for Brightline!
Branson pretende competir con Amtrak, la empresa que hasta ahora monopolizaba el transporte ferrovial en los EEUU.

En la estrategia de Brightline está consolidar la compañía en la costa Este con servicios hasta Orlando y Tampa, a la vez que abrir nuevas vías de negocio conectando, a partir del año que viene Las Vegas y el sur de California –una vez haya adquirido la empresa XpressWest y haya recibido la aprobación federal-.

Asimismo, Edens ha confirmado que la empresa está sondeando la posibilidad de implantar su servicio ferroviario en Dallas, Houston, Atlanta, Charlotte y St.Louis, entre otras demarcaciones.