Ferrovial hace caja otra vez con Heathrow

Ferrovial hace caja otra vez con Heathrow

La constructora se desprende del 8,65% de las acciones por 460 millones de euros

Ferrovial despluma poco a poco la gallina de los huevos de oro. La constructora presidida por Rafael del Pino ingresará 460 millones de euros tras desprenderse del 8,65% de las acciones de Heathrow Airports Holdings. La operación sigue la estela de otras desinversiones en el mismo conglomerado, como la que realizó el año pasado al vender el 10% de sus participaciones a un fondo qatarí o la venta del aeropuerto de Stansted a principios de este ejercicio.
      
 
Ferrovial vendió el 10% de Heathrow por 600 millones
 
Pese a todo, la constructora se mantiene como máxima accionista del conglomerado (un 25% del capital) que gestiona, entre otras infraestructuras, el principal aeropuerto de Londres. El acuerdo con la firma Universities Superannuation Scheme Limited (USS), el principal fondo de pensiones británico para universidades y otras instituciones educativas, se cerrará el próximo jueves.

“Esta venta de nuestra participación del capital de HAH se produce en el marco de la estrategia de diversificación de las inversiones de Ferrovial”, ha explicado el consejero delegado de la firma, Íñigo Meirás. El capital resultante de la operación otorga a la constructora una flexibilidad para acometer inversiones en proyectos de infraestructuras y servicios dentro de su estrategia de expansión internacional. 

Ferrovial, junto con otros socios, ya vendió a principios de año el aeropuerto de Stansted por 1.785 millones de euros. La operación arrojó una plusvalia de 120 millones que sirvió para obtener unos resultados positivos al cierre del segundo semestre: un beneficio neto 287,3 millones, lo que supone un incremento del 12% respecto al mismo periodo de 2012.

Además, el año pasado, también se deshizo en favor de Qatar Holding del 10% de las acciones de Heathrow.

El Consorcio

Heathrow es aún una de las joyas de la corona para Ferrovial. Pese a que 2012 aún cerró con pérdidas, el conglomerado de aeropuertos mejoró ostensiblemente sus resultados.

Por eso, Meirás ha reafirmado su compromiso “como primer accionista y socio industrial a largo plazo”. El consorcio es propietario, además del hub de British Airways en Londres; de los aeropuertos de Glasgow y Aberdeen, en Escocia; y Southampton, en el sur de Inglaterra.

Los resultados del primer semestre del consorcio avalan esa puesta. El tráfico en este holding alcanzó los 40,2 millones de pasajeros, el 2,2% más que el mismo periodo de tiempo el año pasado. 

Asimismo, las ventas alcanzaron los 1.448 millones de euros con un crecimiento del 10,2% en los seis primeros meses del año. El Ebitda se situó en 745 millones, lo que supone un incremento del 17,3%.