FlightRadar, la aplicación del momento para controlar aviones

FlightRadar, la aplicación del momento para controlar aviones

El dispositivo para seguir las rutas de los vuelos en tiempo real triunfa tras el accidente de tres aeronaves en julio

Redacción

Barcelona

26/07/2014 - 19:02h

Caputra de FlightRadar
Convertirse en controlador aéreo desde un dispositivo móvil. La aplicación FlightRadar permite hacer una parte de este trabajo, el de seguir la ruta de una aeronave, con una fiabilidad “muy alta”, según expertos del sector. Los desarrolladores lanzaron la última actualización del software el pasado enero, pero no ha sido hasta medio año más tarde cuando ha triunfado en todo el planeta. El motivo: un julio negro para la aviación comercial.

Se convirtió en la aplicación del momento cuando el MH17 de Malasia Airlines fue abatido en Ucrania --por culpa de Vladimir Putin, según la Casa Blanca de EEUU--. Las mayoría de imágenes sobre cómo las aeronaves evitaban el cielo de esa región tras el trágico suceso eran capturas de pantalla de la aplicación, disponible tanto para los dispositivos móviles que usan el sistema operativo de Apple, los iPhones, como los que se basan en el software de Google, Android.  
 
La descarga es de pago y ha incrementado el precio en los últimos días
 

Los fundadores se han hecho de oro en pocas semanas. Se trata de una aplicación de pago y en los últimos días la tarifa de descarga ha incrementado. Inicialmente, se pagaban 2,65 euros para instalarla en el dispositivo. Este sábado, la factura era un euro más cara. También el número de usuarios había incrementado de forma sustancial. Se había colado en las primeras posiciones de los ránkings de iTunes y Google Play.

Ocurrieron dos hechos importantes que explican su efervescencia: el accidente del vuelo de TransAsia Airways en Taiwan y la fatal desaparición del AH5017 operado por Air Algerie en el desierto de Mali, en el que volaban 112 pasajeros, entre ellos 54 franceses y seis tripulantes españoles.

El seguimiento del vuelo desde una pantalla es la panacea de la que han echado manos algunos que, con las vacaciones en la vuelta de la esquina, temen a la hora de subir a un avión. O de familiares que quieren controlar que el vuelo va según lo previsto. El sector recuerda que los accidentes en aeronaves son muy poco frecuentes y que los protocoles de seguridad son muy elevados. Para otros, es sólo un entretenimiento.