Francia encuentra una caja negra del Airbus estrellado de Germanwings

Francia encuentra una caja negra del Airbus estrellado de Germanwings

La filial de Lufthansa se defiende de usar un avión con 25 años de antigüedad; el A320 salió de los tallares este lunes para volar directamente a Barcelona

Ismael G. Villarejo

Barcelona

24/03/2015 - 18:06h

Miembros de la Gendarmería francesa se agrupan junto a un helicóptero cerca del lugar donde se estrelló el Airbus A320de Germanwings

Francia ha encontrado una de las dos cajas negras --la que graba los datos de vuelo-- del Airbus de Germanwings que se ha estrellado en los Alpes. Las autoridades locales temen que haya 150 muertos, al menos 45 españoles y 67 alemanes, entre otras nacionalidades. Los restos del aparato se han localizado esparcidos a 2.000 metros de altitud, en una zona de difícil acceso al sur del país (Val d'Allos).

Varios funcionarios franceses, que sobrevuelan la zona en helicóptero, han declarado que han visto "un cráter" y restos del tamaño "de un coche". No obstante, el avión siniestrado, con 25 años en servicio, cayó desde 9.000 metros en ocho minutos.

Germanwings ha reconocido que el Airbus estrellado en los Alpes no es el único con una antigüedad superior a los 20 años. El consejero delegado de la filial de Lufthansa, Thomas Winkelmann, ha declarado que "muchos otros aparatos" de esa edad vuelan para la franquicia. El modelo siniestrado, un A320, fue adquirido por la propia Lufthansa en 1991.

Flota de Germanwings

Hace año y medio, el grupo decidió transferir las unidades más antiguas a la filial de bajo coste. La operación de cesión se repite con los aparatos de largo alcance para armar Eurowings, alter ego de Germanwings para vuelos intercontinentales.

El grupo aeronáutico se ha defendido de las insinuaciones que rápidamente han eclosionado en las redes sociales sobre el uso de modelos viejos con las causas del accidente, por ahora desconocidas. Germanwings ha declarado que el avión salió de los talleres de mantenimiento el 23 de marzo, un día antes del accidente, para volar directamente a Barcelona, donde iniciaría de nuevo sus servicios programados.

La revisión rutinaria se superó con éxito, ha explicado Winkelmann. Por otra parte, el A320 culminó el verano pasado la revisión más dura a la que se somete un avión.

El A320 superó la revisión más dura

Se trata de las del tipo D, que son obligatorias cada diez años. Éstas consisten en prácticamente desmontar el Airbus pieza a pieza, revisarlo y volverlo a ensamblar. Cuando un aparato sale de esta parada total, teóricamente, está capacitado para volar otra década más.

El constructor del aparato, Airbus, asegura que ya está centrando "todos sus esfuerzos" en evaluar la situación. El A320, casualmente, se construye en Francia y es, de lejos, el modelo con más éxito de la firma. Sirve un segmento clave del mercado, el del corto y medio radio, y está equipado con tecnología punta como el fly-by-wire, un sistema automático de control de vuelo mediante ordenador.  

EEUU descarta un atentado

El piloto acumulaba una década de historial con Lufthansa durante la que ha volado más de 6.000 horas en A320. La aeronave desaparecida había realizado 46.700 vuelos. El primer ministro, Manuel Valls, no descarta "ninguna hipótesis".

La fiscalía de la Audiencia Nacional española ha abierto diligencias mientras Estados Unidos enfría la posibilidad de un atentado. Los investigadores se centran en recuperar la segunda caja negra, que almacena las conversaciones de cabina.