Gallego fulmina a la mitad de la cúpula de Iberia

Gallego fulmina a la mitad de la cúpula de Iberia

El nuevo organigrama fusiona áreas y contempla, por primera vez, la apuesta por la estrategia digital

El consejero delegado de Iberia, Luis Gallego, ha reducido a la mitad el número de directivos. El nuevo organigrama contará con 44 profesionales, de los 82 que había. Para lograr esta estructura “más eficiente” ha fusionado áreas con tareas similares y reforzado el control económico en la aerolínea.

La principal novedad estriba, además de la escabechina de directivos, en la segregación en un nuevo departamento de la estrategia digital, que también será responsable de la calidad del servicio. Ambas “son palancas clave para mejorar las ventas en el canal digital, la calidad percibida y la experiencia de cliente”.

Sector en transformación


Esta nueva organización muestra una clara apuesta por el futuro de Iberia y ha sido diseñada para detectar y aprovechar todas las oportunidades de negocio, así como para responder con éxito a los retos de un sector en plena transformación.

Esta suerte de ERE al organigrama se desencadena días después de la salida de los accionistas españoles de International Airlines Group, propietario de la aerolínea. La venta de las participaciones de Bankia y El Corte Inglés ha tocado la balanza del poder político en la compañía.

Encargo de Walsh


El consejero delegado de la matriz, Willie Walsh, trasladó a Gallego el encargo de revisar toda la estructura de Iberia. Los cambios anunciados este martes, profundizan en los tímidos cambios que el sustito de Rafael Sánchez Lozano introdujo en mayo.

Iberia aplica el expediente de regulación de empleo a 3.200 profesionales. El juzgado avaló el despido masivo por la “calamitosa situación” de la empresa. Algunos de los directivos que salen debido al nuevo organigrama abandonan la firma a través de la prejubilación, el método prioritario para reducir la plantilla.