Globalia, ¿tras los pasos de Marsans?

Juan José Hidalgo y sus hijos en Madrid-Barajas el pasado 12 de abril

Globalia, ¿tras los pasos de Marsans?

Las pérdidas de Air Europa podrían comprometer económicamente al grupo de Hidalgo y vislumbran un escenario similar al que arruinó a las empresas de Díaz Ferrán

CRISTINA NAVEDA

19/04/2012 - 19:17h

Con poco margen de maniobra. Así se quedaron los propietarios de Air Comet, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán, cuando la deuda de la aerolínea arrastró al Grupo Marsans a la quiebra.

La situación guarda analogías con la del grupo fundado por Juan José Hidalgo y que gestionan sus hijos: Globalia. Su aerolínea, Air Europa, ha tirado por las tuberías los beneficios del grupo mallorquín en 2011, aportando unas pérdidas de 13 millones de euros.

Globalia registró en el pasado año una merma de un millón de euros, frente a los beneficios de 17 millones del mismo periodo de 2010.

Paralelismos

Hay más paralelismos entre Marsans y Globalia. Ambas compañías comparten –o compartían-- una estrategia parecida: barrer para casa. Air Comet daba tarifas baratas a la mayorista Mundicolor y Viajes Marsans, perteneciente a la misma matriz, en detrimento de otras empresas que también vendían.

En Globalia, se cuecen habas idénticas. Air Europa hace lo correspondiente con la mayorista Travelplan y ofrece precios más bajos que al sector. Y esta estrategia fue “el principio del fin de Marsans”, aseguran los expertos consultados.

Air Europa, la preferida

El holding de la familia Hidalgo lo está pasando mal por diferentes motivos (crisis del turismo español, que es su principal fuente de ingresos, y subida del crudo) y su máximo accionista lo reconoce abiertamente. Pero sobre todo por el agujero de Air Europa, agravado por las huelgas de pilotos, que es un pozo sin fondo para las cuentas de la compañía.

Llegado el caso de tomar una decisión sobre el futuro de Globalia y vender activos, fuentes cercanas señalan que “Pepe Hidalgo salvará a Air Europa a toda costa, aunque para ello tenga que llevarse por delante al resto del grupo”, esgrimen. “Air Europa es como la niña de sus ojos y por nada del mundo la va a dejar en el camino”.

Búsqueda de socios

Otra opción para que el empresario salmantino se ahorre un dolor de cabeza es que Globalia busque socios. Sin embargo, Air Europa se encuentra muy ligada a las ventas de las redes minoristas del conglomerado --Halcón Viajes, el embrión del grupo turístico, y Viajes Ecuador--, y la mayorista Travelplan, lo que dificultaría la vía de los inversores.

El horizonte para Globalia parece todavía aún peor, con dos grandes, Orizonia y Barceló, al acecho. Mientras tanto, Hidalgo no piensa ni en la jubilación ni en el relevo generacional, y estando en números rojos, mucho menos contempla la salida a Bolsa.

“Para mantener a flote las compañías turísticas que cuelgan de su holding empresarial, lo mejor es que Pepe se quite la carga de la aerolínea y que no caiga en el error que llevó a la insolvencia a Air Comet y Marsans, cuando se avaló la deuda de la división aérea con el resto de las empresas del grupo”, apuntan los expertos en el proceso concursal de Marsans.