Gómez-Pomar barrunta para Renfe un 2014 de transición

Gómez-Pomar barrunta para Renfe un 2014 de transición

La ferroviaria anuncia el despido de 300 personas y pronostica el aumento de las pérdidas

El presidente de la compañía ferroviaria, Julio Gómez-Pomar
El próximo año será de transición para Renfe. Con el proceso de división de la empresa pública como telón de fondo, el operador ferroviario iniciará las transformaciones que pretenden lavarle la cara. Al menos, así lo pronostica su presidente, Julio Gómez-Pomar.

Renfe aumentará las pérdidas un 12% hasta los 202 millones de euros. La compañía atribuye el aumento de los números rojos fundamentalmente a la subida del cánon que Adif aplicará el próximo año. El incremento está cifrado en 55 millones de euros. Renfe indica que el plan de eficiencia al que se ha sometido mitigará el impacto.
 
 
El ERE afectará al 2,2% de una plantilla de 13.400 profesionales
 
Para el año que viene, Renfe pondrá sobre la mesa un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a unos 300 trabajadores. La cifra supone el 2,2% sobre la plantilla total (unos 13.400 empleados). Ha consignado un importe de 14,9 millones en su presupuesto de 2014 para atender a los gastos que supongan los despidos.

La joya de la corona: el AVE


Renfe prevé que su servicio de alta velocidad (AVE) cierre el ejercicio 2013 con un incremento del 19% en el número de viajeros transportados.

El conjunto del servicio de AVE Larga Distancia registrará un aumento de usuarios del 12,5% este año, ejercicio en el que implantó la nueva política comercial por la que el pasado febrero bajó en un 11% el precio de todos los billetes de estos trenes. Puso en marcha una serie de promociones que permiten descuentos adicionales de hasta el 70%.

Las cuentas para 2014 muestran un aumento de ingresos por tráfico de viajeros del 4,4%, hasta sumar 1.930 millones de euros.

La segregación


Gómez-Pomar ha detallado que el presupuesto de Renfe para 2014 se puede entender como las "cifras consolidadas" de las cuatro empresas en las que está a punto de segregarse la compañía con el fin de "mejorar su eficiencia y prepararse para la competencia".

La ferroviaria, según su presidente, trabaja en esta fisión que, tras recibir la aprobación del último Consejo de Ministros, se ratificará en el consejo de administración de Renfe de este mes. Posteriormente se procederá a su inscripción en el registro.