Hidalgo se deja ver en la exposición propagandística de Maduro en Madrid

Hidalgo se deja ver en la exposición propagandística de Maduro en Madrid

El presidente de Air Europa asiste al evento "Venezuela de Verdad" que el gobierno venezolano organiza para desmontar las mentiras de la "derecha mediática española"

David Placer

Madrid

02/03/2015 - 21:55h

La exposición "Venezuela de verdad", organizada por el gobierno de Nicolás Maduro.

Juan José Hidalgo, presidente de Air Europa, asistió este lunes a la exposición "Venezuela de Verdad", la iniciativa ideada por el presidente venezolano Nicolás Maduro para desmontar los ataques contra el país que –a su juicio— están dirigiendo los principales medios de comunicación españoles con el propósito de desacreditar a Podemos.

Hidalgo asistió a la sala en el Círculo de Bellas Artes donde el gobierno venezolano ha organizado un recorrido con datos y cifras para intentar demostrar los avances sociales de la llamada "Revolución Bolivariana".

Entre los datos oficiales de mejoras de empleo y aumento del ingreso de los venezolanos y fotografías del libertador Simón Bolívar y Hugo Chávez, Hidalgo paseó junto al embajador de Venezuela, que recién ha llegado a Madrid después de haber sido llamado a consultas a Caracas por el recibimiento de Mariano Rajoy a la esposa de Leopoldo López, el líder opositor encarcelado en una cárcel militar desde hace más de un año.

El embajador Mario Isea, que asistía a las charlas de tres empresarios venezolanos que intentaron defender el régimen venezolano, salió de la sala para recibir personalmente al presidente de Air Europa.

Juan José Hidalgo reclama al gobierno venezolano el pago de unos 200 millones de euros que el ejecutivo de Nicolás Maduro adeuda a la aerolínea por los beneficios que la compañía ha tenido en Venezuela y que no ha podido expatriar.

El gobierno venezolano mantiene una férrea política de control de cambio desde 2003 con el propósito de evitar la fuga de divisas. Todas las empresas con operaciones en el país, salvo Repsol que opera con dólares, sufren el problema de la retención de dividendos, que se diluyen cada año por la alta inflación que aqueja al país.

Hidalgo no quiso responder a este medio si asistía al evento con la intención de mejorar sus relaciones con el gobierno venezolano para cobrar el dinero o si sólo lo hacía como un acto de solidaridad con el Ejecutivo chavista. 

Los representantes de Iberia también asistieron al evento, según informó el embajador Mario Isea.