Hidalgo señala a su hija, María José, como sucesora al frente de Globalia

Hidalgo señala a su hija, María José, como sucesora al frente de Globalia

El grupo turístico alcanza los 50 millones de beneficios gracias al impulso de Air Europa

Ismael García Villarejo

Palma de Mallorca

06/11/2014 - 13:36h

María José Hidalgo y Juan José Hidalgo.

El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, ha señalado a su hija María José Hidalgo, la actual directora general de Air Europa, como sucesora en Globalia. La cúpula directiva se adaptará para que cobre más relevancia en funciones distintas al negocio aéreo.

"¿Qué va a hacer un padre: entregar en legado todo lo que ha hecho durante su vida a sus hijos y en este sentido, María José está más preparada que nunca. Ahora está en Palma para meterse más: cada día es más fuerte dentro de Globalia". Ella "buscará inercias con el equipo directivo para ser más eficientes y estar pendientes del día a día".

A pesar de mostrar, por primera vez la predilección por uno de sus hijos, Hidalgo trabaja en paralelo para la salida a bolsa. "Ayer estuve reunido con los asesores [N 1] y lo vamos a hacer con seguridad". "El futuro está claro: Globalia será una de las mayores compañías españolas y dará entrada a inversores mundiales".

Globalia ha zanjado el primer ejercicio desde el inicio de la crisis en el que todos sus negocios han ganado dinero. El año pasado, sólo el comportamiento de Air Europa salvó el resultado. El actual se salda con ganancias de 50 millones antes de impuestos frente a los 40 anteriores. Nuevamente, la aerolínea marca músculo, pero no es la única actividad con brío.

El grupo de Hidalgo se ha transformado en el primer emisor de turistas españoles hacia el mundo, un segmento que se potenciará en los próximos 12 meses. Más de 800.000 clientes han contratado paquetes vacacionales.

El foco de atención se centraba en las agencias de viajes y en los operadores mayoristas. "Halcón y Travel Plan han restado de la media aunque las hemos estacionado", ha confirmado Hidalgo en rueda de prensa. "Se han mantenido las ventas". La facturación de toda Globalia ascendió a 3.800 millones de euros, que suponen una mejora del 6%.

Air Europa tira del carro con más de nueve millones de pasajeros y con gastos por debajo de lo previsto. "Teníamos presupuestados 60 millones para abrir las nuevas rutas en América; finalmente, hemos logrado ampliar el negocio con una inversión de 27 millones". La compañía aérea aumentará la flota el próximo año.

Hidalgo ha logrado avanzar la llegada del primer Boeing 787-800, que estará operativo el próximo abril. El mejor avión del fabricante estadounidense se destinará a operar la ruta entre Madrid y Montevideo.

"Su llegada permitirá preparar a las tripulaciones en formación y que acumulen experiencia de cara a 2016, cuando nos entregarán las ocho unidades previstas". Hidalgo ha anticipado que firmará con Boeing 14 compras en firme más para que toda Air Europa vuele en larga distancia con los B787. "Cada avión que llega generará 80 puestos de trabajo adicionales", matiza Hidalgo.

Las previsiones para el próximo año indican un crecimiento de los beneficios del 25%. La mejora vendrá, una vez más, desde la aviación. Air Europa convertirá en diarias algunas rutas hacia América (Chile y Sao Paulo) y ampliará capacidad en las europeas. Los enlaces que conectan Madrid con Fráncfort se operan con aviones de mayor capacidad desde esta semana.