IAG alcanza un acuerdo con Lufthansa para la compra de su filial bmi

Avión de bmi, filial de Lufthansa

IAG alcanza un acuerdo con Lufthansa para la compra de su filial bmi

La fusión Iberia-British registró un beneficio consolidado de 365 millones de euros hasta septiembre, frente a pérdidas de 52 millones del ejercicio anterior

El holding IAG, resultante de la fusión entre Iberia-British, ha alcanzado un principio de acuerdo con Lufthansa para comprarle su filial British Midland (bmi), según ha informado la aerolínea, que no ha precisado el importe de la operación.

En una comunicación enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), IAG ha precisado que el contrato de compra se firmará previsiblemente "en las próximas semanas", con el objetivo de que la transacción quede completada durante el primer trimestre de 2012.

La compraventa y el cierre de la operación están además sujetos a condiciones, incluyendo la firma de un contrato vinculante de compra, la realización de due dilligence adicional y la obtención de aprobaciones regulatorias.

Compensar el incremento del crudo

Por otro lado, la fusión Iberia-British registró un beneficio consolidado de 365 millones de euros hasta septiembre, frente a pérdidas de 52 millones de euros en el mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado la compañía, que precisa que estas cifras excluyen los 21 días de Iberia previos a la fusión.

Incluyendo las tres semanas previas a la fusión de la aerolínea española, la sociedad registró un beneficio después de impuestos de 338 millones de euros (327 millones de euros antes de partidas extraordinarias), frente a ganancias de 10 millones.

IAG facturó 12.263 millones en los nueve primeros meses, un 11,6% más que en el ejercicio anterior, cuando el volumen de negocio alcanzó los 10.986 millones de euros.El beneficio de operaciones de la sociedad se situó en 383 millones de enero a septiembre, un 74,9% más con respecto a los 219 millones anotados en el mismo periodo de 2010.

El principal reto para 2012 de IAG es compensar el incremento de los costes del combustible, en un contexto de demanda potencialmente débil, aclara el grupo.

Oposición de Virgin

Por su parte, la aerolínea británica Virgin Atlantic ha sido la primera en alzar la voz esta mañana y ha criticado este acuerdo entre Lufthansa e IAG, por la "posición dominante" que obtendría el grupo aéreo en el aeropuerto londinense de Heathrow si el proceso acaba prosperando, según informa el diario The Guardian.

De este modo, British Airways incrementaría sus 'slots' (derechos de despegues y aterrizajes) en siete puntos porcentuales, pasando de acaparar el 45% del aeropuerto de Londres hasta más del 53%, lo cual le permitiría obtener "aún mejores horarios de vuelos desde y hacia Londres".

Por ello, el presidente de Virgin Atlantic, Richard Branson, ha lamentado que, de cristalizarse la alianza, "supondría una decisión desastrosa tanto para la elección del consumidor como para la libre competencia".