IAG 'alucina' con que se busquen 'low cost' para Barajas

IAG 'alucina' con que se busquen 'low cost' para Barajas

Vázquez se remite a los resultados de este trimestre para asegurar que la sangría de Iberia ha acabado

Redacción

Barcelona

08/11/2013 - 12:57h

El presidente de IAG, Antonio Vázquez
El presidente de IAG, Antonio Vázquez, ha exculpado a Iberia de la situación de Barajas, a la vez que ha manifestado su sorpresa por la intención de atraer compañías de bajo coste existiendo en España Iberia Express. El ejecutivo ha explicado que el aeropuerto madrileño quieren desarrollar "un proyecto bonito", para lo que en su opinión, es necesario "traerlo con estructuras de costes sensatas y eso puedo hacerlo Iberia Express".
      
 
"Iberia no es el problema de Barajas, es la solución", ha asegurado Vázquez
 
En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, el presidente del grupo ha insistido en que Iberia "no es el problema, es la solución" para el aeropuerto de Madrid. "Me parece alucinante que digan que faltan compañías de bajo coste cuando en Madrid tenemos la más efectiva de Europa", ha señalado.

Vázquez, además, ha asegurado que en Iberia "se ha detenido la sangría que se estaba produciendo", tal y como reflejan ya los resultados el tercer trimestre del año, y se ha mostrado convencido de que la aerolínea española, que dejará de presidir a partir del 1 de enero "remontará el vuelo". "Los resultados lo dicen así. La gran noticia es que las tres compañías crecen", ha apuntado.

El holding resultante de la fusión Iberia-British, IAG, ha registrado un beneficio neto de 77 millones de euros en los nueve primeros meses del año. El beneficio de las operaciones de Iberia ha sido de 74 millones en el trimestre, frente a un millón el pasado año.

Tras la decisión tomada el jueves de dejar la presidencia de la aerolínea española, Vázquez destacó que no ha sido una decisión "obligada", sino fruto de la "normalidad".

De hecho, enmarcó los cambios en el consejo de administración del grupo aéreo, en la misma dinámica que se siguió con Vueling, tras la salida de la presidencia de la catalana de Josep Piqué, y el nombramiento de Álex Cruz como presidente y consejero delegado.