IAG capeará la recesión europea gracias a Iberia y EEUU

IAG capeará la recesión europea gracias a Iberia y EEUU

Los analistas destacan que la reducción de costes y el crecimiento "prudente" fortalecen al grupo ante Lufthansa y Air France-KLM

Ismael García Villarejo

Madrid

31/10/2014 - 11:07h

International Airlines Group (IAG) ha asegurado a los inversores que permanecerá impertérrita ante la desaceleración de la economía europea gracias a dos realidades: la dramática caída de los costes en Iberia y a la apuesta por mercados "estables" como Estados Unidos (EEUU). Los dos factores han solidificado una posición para el grupo de aerolíneas más fuerte que la mayoría de los principales rivales.

Las cifras que se proyectan para el próximo ejercicio, escenario en el que emergerían los síntomas del catarro económico europeo, fijan un objetivo de beneficio de 1.800 millones de euros. Los otros dos grandes grupos europeos, Lufthansa y Air France-KLM, adviertieron días atrás a los inversores de la desaceleración de sus ventas y de la próxima revisión de los resultados.

"El entorno económico general es un poco más débil que hace seis meses, pero nuestro enfoque de mercado es bueno y la reestructuración [de Iberia] está mostrando beneficios", dijo el consejero delegado, Willie Walsh, en una conferencia telefónica con analistas.

El grup propietario de Iberia, British Airways (BA) y Vueling, forma el tercer operador europeo en volumen de pasajeros. Ha zanjado el último trimestre con un beneficio acumulado hasta septiembre de 694 millones de euros. Es decir, 617 más que 12 meses atrás. El volumen de negocio creció (7,7%) hasta los 15.155 millones; cifra que, de no ser por las provisiones (453 millones), habría situado el beneficio en 1.130 millones.

La locomotora del negocio es la compañía de bandera británica. BA ha aprovechado los últimos meses la fuerte demanda en las rutas del Atlántico norte, que unen Europa con EEUU. En paralelo, también ha incrementado, a través de Iberia, la oferta desde Madrid hacia América Latina. La huelga de Air France, que los pilotos secundaron durante dos semanas, permitió a la compañía española recuperar posiciones en aquel mercado.

Según los cálculos de IAG, el grupo galo perdió 330 millones de euros por los conflictos laborales. El golpe en la cuenta de resultados lo debilita de cara a los próximos meses ya que, como Lufthansa, su posición en los mercados de Reino Unido y EEUU es sensiblemente menor que la del propietario de Iberia. La industria de la aviación tiene claro que ambos serán los mercados con más demanda en los próximos trimestres.

Commerzbank ha emitido una nota que respalda los cantos de Walsh. "Mientras Lufthansa y Air France pelean en nuevas rutas con exceso de capacidad, costes mayores y con la competencia del low cost y de las compañías de Oriente Medio aún por resolver, IAG impulsa las ganancias debido a la fuerza de Londres, el crecimiento prudente en otras ciudades y los beneficios en curso de la reestructuración de Iberia", explica el analista Johannes Braun.

Iberia, en concreto, se ha beneficiado durante este parcial de "la disciplina de coste, que se ha combinado con los continuos beneficios de la reestructuración", según Walsh. La aerolínea de Barajas registró ganancias operativas de 162 millones (frente a los 74 del año anterior). Iberia firmó el último gran acuerdo con los sindicatos en marzo. Desde Barcelona, tercera sede del grupo, también llegan buenas noticias. Vueling logró 140 millones de exceso.