IAG invierte diez millones en la nueva imagen de Iberia

IAG invierte diez millones en la nueva imagen de Iberia

La aerolínea hará un guiño a la monarquía española tras borrar la corona del logotipo

Ismael García Villarejo

Madrid

01/10/2013 - 20:37h

International Airlines Group (IAG) invertirá diez millones en el rediseño de la imagen de Iberia y hará un guiño a la monarquía española tras borrar la corona real del futuro emblema.

El coste se repartirá entre la sustitución en aeropuertos y aviones de las actuales composiciones gráficas y en la campaña publicitaria que vestirá de largo al nuevo logotipo. La mayor inversión en imagen corporativa de una empresa española corresponde a Movistar, con 90 millones.

El primer reactor que despegará con los próximos colores se bautizará con el nombre del Rey. El Juan Carlos I entrará en servicio a mediados de noviembre y será el cuarto modelo de A330-3 que se recibirá este año. Antes, el 15 de octubre, la compañía presentará a la prensa el logotipo y los bocetos que detallarán sus aplicaciones.
 
 
La presentación coincide con el enfrentamiento entre aerolínea y Gobierno
 
La Casa del Rey ha estado atenta a la evolución de los trabajos, informa El Confidencial Digital. El equipo de Antonio Vázquez trasladó hace un año la decisión de prescindir de la corona que presidía la icónica B del actual logotipo. Zarzuela dio el visto bueno a la solución gráfica, que posicionaría el emblema real al lado de la matrícula de los aviones, junto a la bandera española y europea.

Iberia asegura que “mantendrá los símbolos y colores que la identifican como marca embajadora de España”. El nuevo fuselaje de Iberia dará prioridad al blanco y desaparece la interpretación de la bandera española que envolvía de punta a punta los aviones, según los borradores publicados por las revistas Skyliner y Fly News. También se prescinde de la inscripción Líneas Aéreas de España.
 
 
Pastor quiere un arbitraje internacional sobre la fusión
 
La campaña de imagen coincide con el auge del enfrentamiento entre dirección y Gobierno. La ministra de Fomento, Ana Pastor (PP), y el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, han intercambiado duras acusaciones a través de los medios de comunicación sobre el futuro de la aerolínea.

La política ha pasado a la acción y ha iniciado contactos para presionar al consejo de Iberia. Quiere que Garanair, que posee derechos políticos hasta 2015, solicite un arbitraje internacional sobre la fusión de Iberia con British Airways.