Iberia abre otra fase de su reconversión inacabada

Iberia abre otra fase de su reconversión inacabada

La aerolínea de IAG pone sobre la mesa un ERE voluntario de 1.581 trabajadores como elemento necesario para recuperar la rentabilidad

Ismael García Villarejo

Madrid

11/07/2014 - 20:20h

La compañía aérea más puntual del mundo en junio busca más recortes para volver a ganar dinero. Iberia ha puesto sobre la mesa este viernes un expediente de regulación de empleo (ERE) de carácter voluntario. Mediante esta maniobra, el grupo que preside Luis Gallego pretende adelgazar sin conflictividad la plantilla en 1.581 profesionales como máximo.

El proceso, para el que se abre la fase de negociación, se añade al que aún afecta a 3.141 empleados, formulado el año pasado. Según los datos más recientes de la propia Iberia, una tercera parte han cruzado ya las puertas de salida. De este modo, la plantilla está compuesta por 18.500 personas.

La diferencia entre ambos momentos estriba en el fondo de la situación. La firma de Barajas se siente con fuerzas para finalizar una reconversión que el propio Willie Walsh daba por incompleta. De hecho, el plan original del consejero delegado de IAG era prescindir de 7.000 profesionales de una vez.
 
 
IAG subraya que las nuevas medidas forman parte del continuo plan de transformación
 
La negociación de los entonces responsables de la aerolínea española, Antonio Vázquez –aun presidente de IAG con funciones institucionales— y Rafael Sánchez-Lozano, con sus colegas británicos permitió plantear una cifra menor, de 4.500 profesionales. Para pactar con los sindicatos y tras la mediación del Gobierno, se redujo el número de afectados a 3.141.

Walsh observa ahora como sus cálculos empiezan a cumplirse. IAG subraya a los mercados que las nuevas medidas forman parte del “continuo plan de transformación” de la aerolínea española para aplicar “cambios estructurales permanentes” en todas las áreas de negocio y así “crecer de forma rentable en el futuro”.

Esta vez, para alcanzar el número de 1.581 trabajadores menos se incluirán prejubilaciones, recolocaciones diferidas y bajas voluntarias. La posibilidad de plantear este nuevo ERE y su carácter voluntario estaba contemplada con los sindicatos.
 
 
Iberia ofrecerá prejubilaciones, recolocaciones diferidas y bajas voluntarias
 
Los acuerdos históricos que Gallego logró con pilotos, tripulantes y personal de tierra dejaban la puerta abierta a este nuevo despido colectivo aunque aceptaron rebajas salariales medias del 13%. Los duros ajustes han alejado el fantasma de la quiebra. La evolución de Iberia desde la óptica del resultado es evidente.

El año pasado lo cerró con pérdidas de 166 millones. En 2012 los números rojos ascendían a 351 millones. Las últimas cuentas de IAG, relativas al primer trimestre de 2014 apuntan un desfase de 11 millones, la mitad que el mismo periodo de 2013. En los próximos meses se espera que gane pasajeros netos.

En este contexto, la compañía aún tiene pendiente la renovación de la práctica totalidad de su flota.