Iberia acusa a los pilotos de poner en peligro el futuro de la compañía

Iberia acusa a los pilotos de poner en peligro el futuro de la compañía

Considera una “deslealtad” su rechazo al acuerdo de Tudela

Europa Press

07/04/2013 - 18:29h

Avión de Iberia | EFE
“Lamentable”, “incomprensible” y “egoísta”. Son los calificativos con los que ha valorado Iberia la decisión de los pilotos, que rechazaron unirse al acuerdo de mediación planteado por el catedrático Gregorio Tudela, firmado por el 93% de los sindicatos representantes de la plantilla y la dirección.

La aerolínea se ha pronunciado con extrema dureza tras conocer la oposición de los pilotos al acuerdo. “Los pilotos han demostrado, una vez más, una actitud muy egoísta, al anteponer sus privilegios e intereses a los demás colectivos, y pone en evidencia que viven de espaldas a la realidad, al negarse a aceptar una propuesta en la que las exigencias de sacrificios para el colectivo están en consonancia con las aceptadas por el resto de trabajadores”, critica en el texto.

En el mismo sentido, Iberia considera que la decisión de los pilotos es "irresponsable y refleja una total ausencia de solidaridad" con el resto de los empleados que sí han admitido "sacrificios" para sacar la compañía adelante, al tiempo que ha hecho un "llamamiento para que impere la cordura" y se adhieran al pacto.

La postura de los pilotos

La reacción de la aerolínea se produce tras finalizar el plazo de votación, en el que los pilotos se han mostrado en desacuerdo con las últimas condiciones pactadas para el expediente de regulación de empleo (ERE), que implican la salida de 3.141 trabajadores.

El Sepla sometió la decisión a votación, en la que el 92,9% se pronunció en contra del acuerdo. "El ERE que se propone a los pilotos no recoge ninguna de las medidas paliativas que tienen el resto de colectivos, principalmente las bajas incentivadas, la recolocación diferida, y un programa de formación efectiva para la recolocación”, denunciaron en un comunicado.

Acusaciones de Iberia


Estos argumentos no le sirven a Iberia. La aerolínea considera que el acuerdo rechazado supone la salida de 258 pilotos, una cifra "muy inferior" a las 537 bajas que incluía el plan original, y una reducción salarial del 14 por ciento, "muy por debajo" del 25-35 por ciento de reducción del plan inicial y "de lo que ellos mismos decían estaban dispuestos a rebajarse".

Por estos motivos, Iberia carga contra el Sepla por “incoherencia y oportunismo”. Lo acusa de defender durante meses la unidad sindical y ahora rechazar un acuerdo al que se han adherido el resto de sindicatos.

El futuro de la aerolínea


Iberia concluye que los pilotos están poniendo en peligro el futuro de la aerolínea. "La compañía considera incomprensible que los pilotos sean los únicos en rechazar un acuerdo que permite sentar las bases de una empresa saneada y fuerte que contribuya de forma significativa al desarrollo del turismo y la economía española, especialmente necesario en los momentos de crisis que atraviesa España”, dice.

“Esta actitud es una clara deslealtad a quienes han apostado por una empresa con futuro, como los demás empleados, la dirección de la compañía, sus accionistas, y el propio Gobierno", afirma en su comunicado.