Iberia anuncia el despido de 3.807 trabajadores

Iberia anuncia el despido de 3.807 trabajadores

Avanza a los sindicatos que prescindirá del 19% de la plantilla

Iberia despedirá a 3.807 trabajadores, el 19% de la plantilla. Es la cifra oficial y definitiva.

La aerolínea española ha citado este martes a todos los sindicatos representantes de los colectivos de tierra, tripulantes de cabina (TCP) y pilotos a una reunión conjunta con el objetivo de informarles de los planes respecto al despido colectivo.

Una vez fijado el alcance oficial del ERE, el siguiente paso es abrir el periodo de consultas con los sindicatos. El objetivo es constituir la comisión negociadora en torno al expediente. El plazo temporal será de 30 días.

Iberia también ha presentado un plan de acompañamiento social. Pretende reducir el impacto en el empleo. Incluye otro tipo de medidas, como reducciones salariales, congelaciones, incrementos de productividad y medidas de flexibilidad.

Huelgas

Los representantes del 93% de la plantilla a través de CCOO, UGT, ASETMA, USO, SITCPLA y CTA-Vuelo han convocado 15 días de huelga, a partir del próximo 18 de febrero y hasta el próximo 22 de marzo.

El fracaso de la mediación entre las partes en el SIMA desencadeneron la oleada de huelgas. Los sindicatos han advertido que a estas movilizaciones podrían seguirles más después de Semana Santa.

Por su parte, los pilotos de Iberia votarán el próximo 18 de febrero, en asamblea, si se suman a los paros de 24 horas del resto de los colectivos.

Reestructuración

El pasado 9 de noviembre, IAG anunció un plan de reestructuración "para salvar Iberia" que incluía un recorte de plantilla en 4.500 personas, un 23% de la plantilla total, y una reducción de la capacidad del 15%.

Este plan inicial contemplaba la supresión de rutas y frecuencias no rentables, con el objetivo de mejorar los resultados en al menos 600 millones de euros para 2015 y conseguir que la compañía vuelva a lograr beneficios.

Negociaciones

Después de tres meses de negociaciones, cuando vencía el plazo de la negociación, Iberia propuso rebajar en un 30% los despidos inicialmente previstos, hasta los 3.147 empleos, un 16% de la plantilla, y un ajuste de capacidad menor, en torno al 10%, para este año.

A esto se añadía una reducción del 11% para los trabajadores de tierra y del 23% para los TCP, frente a la horquilla inicial del 25% al 35%, medidas rechazadas por los sindicatos por "insuficientes", que temen que los nuevos planes de ajuste sean "aún más duros" que el inicial.

Tesorería

IAG dijo entonces que continuaría avanzando con planes alternativos para que Iberia alcance el equilibrio en términos de flujo de caja operativo para la segunda mitad de este año y la compañía recupere un nivel de rentabilidad aceptable en 2015.

Las alternativas han sido descartadas ante la dureza de las posiciones sindicales. Iberia ha aplicado uno de los planes más duros de los posibles.