Iberia sutura la sangría de pasajeros, pero esperará a abril para cantar victoria

Iberia sutura la sangría de pasajeros, pero esperará a abril para cantar victoria

El número de clientes en febrero prácticamente empata con el resultado de hace un año

El consejero delegado de International Airlines Group (IAG), Willie Walsh, previó que Iberia podría dejar atrás su trauma un año antes de lo presupuestado por el grupo resultante de la fusión con British Airways.

Los primeros síntomas habrían llegado con la evolución de la cifra de pasajeros de febrero. La compañía de Barajas ha superado los meses en los que su número de clientes caía a ritmos de doble dígito. Algunos informes de 2013 presentaron resultados negativos por encima del 20%. El examen más reciente arroja casi un empate. La tasa interanual es del -1%.

La prudencia reina en el equipo de Luis Gallego. El tráfico acumulado en 2014 (enero y febrero) es un 4% inferior que el reportado para el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, la oferta de la aerolínea entonces era superior a la actual. Los recortes se produjeron sólo en la red de corto y medio radio.
 
 
En abril se obtendrá una radiografía del comportamiento comercial de la aerolínea de IAG
 
Los vuelos entre continentes mantenían un volumen similar al de 2012 y este hecho distorsiona las estadísticas. Del informe de tráfico enviado por IAG a la Comisión Nacional del Mercado de Valores [DESCARGAR DOCUMENTO] se desprende que, en términos comparables, Iberia habría suturado la sangría si el número de plazas ya estuviera ajustado.

El periodo medible entre iguales se producirá en abril. Ya habrá pasado un año completo desde la última reducción de capacidad, que afectó al mapa de rutas intercontinentales. En ese momento, se obtendrá una radiografía real del comportamiento comercial de la franquicia española de IAG, según el consenso del sector. Iberia coincide con el diagnóstico.

El negocio de carga mejoró el 5,3% en un año, pero estaría impostado como resultado de las huelgas de principios de 2013, que dejaron en tierra miles de toneladas.

Abril será también cuando se conocerá con exactitud la evolución anual del grupo al completo, que comprende, además de Iberia, British Airways (BA) y Vueling. En febrero, IAG transportó a más de nueve millones de pasajeros, pero cuenta la aportación de la aerolínea catalana, que se integró el 26 de abril de 2013. Si al resultado conjunto de Iberia y BA se suma el que logró Vueling en solitario, el crecimiento ahora sería del 6%.

La demanda del grupo medida en pasajeros por kilómetros transportados (PKT) creció un 11% ( 4%) mientras que el volumen de la oferta, anclado a la relación de asientos por kilómetro ofertado (AKO), aumentó un 11% ( 4% comparable). El nivel de ocupación en febrero se situó en el 75%, similar al de un año antes.

Por mercados, IAG mantuvo la oferta en Reino Unido y España durante los dos primeros meses del año, mientras que su demanda fue un 3% superior. En el resto de Europa, la oferta creció un 10% y la demanda un 12%. El factor de ocupación alcanzó el 72% en las rutas domésticas, frente al 70% del resto de Europa, que crece tímidamente al 1%.
 
 
En Latinoamérica, el fortín de Iberia, el grupo redujo un 6% el número de pasajeros
 
En Latinoamérica, el fortín de Iberia, el grupo redujo un 6% el número de pasajeros, hasta 668.000, tras recortar un 2% la oferta y registrar una caída de la demanda del 4%. El coeficiente de ocupación en este mercado fue ocho puntos inferior.

En el resto de zonas, el grupo de aerolíneas logró mejoras con aumentos del 6% en Norteamérica (cuatro millones de pasajeros) y del 7% en Asia-Pacífico (258.000 pasajeros). Ambas regiones son la especialidad de BA. África y Oriente Medio, con 904.000 viajeros, logró un 11% más de clientes. Estos territorios están repartidos entre las marcas de IAG.