Inaer nombra un nuevo director en España para reconducir el negocio

Inaer nombra un nuevo director en España para reconducir el negocio

La compañía con sede en Alicante ha agrupado todas las empresas españolas en una única sociedad

Estefania Oliver

12/12/2012 - 20:45h

Un helicoptero de Inaer.
Inaer, la compañía dedicada a los servicios de emergencia aérea y mantenimiento de aeronaves.,está inmersa en un importante proceso de reorganización en España para adelgazar la estructura empresarial y aumentar la productividad.

Para llevar a cabo esta reconversión del negocio, la empresa --con sede central en Mutxamel (Alicante)-- ha nombrado a Fernando de Miguel Posada nuevo director general de Inaer en España y consejero delegado del Grupo Avincis para el Oeste de Europa. En concreto, Posada es el responsable de la gestión de Inaer en España, Francia y Portugal.

Aunque su nombramiento se hizo oficial hace unas semanas como refleja el Registro Mercantil, Posada ya se incorporó este verano a la compañía, según han confirmado fuentes de Inaer a 02b.

Unificar las empresas españolas


El nuevo director general de la firma en España cuenta con una avalada carrera profesional desempeñando altos cargos en industrias como la automoción o el transporte y ha pasado antes por compañías como el Grupo Antolin, Johnson Controls y Alstom Transport.

Tras el desembarco de Posada, la compañía ha unificado las sociedades españolas del grupo cuyo titular era hasta ahora Inaer Aviation Spain en una misma firma, Inaer Aviation Internacional.

La nueva propietaria ha ampliado el capital en 156 millones de euros “mediante una operación de canje de valores consistente en la aportación no dineraria de las acciones de las filiales españolas”, según detalla la empresa.

Conflicto laboral

Además, en paralelo a todo este poceso de reorganización interna, la empresa tiene otro frente abierto con los trabajadores de la central de mantenimiento de Albacete.

La decisión de la compañía de implantar nuevos turnos de trabajo ha levantado ampollas en la plantilla que considera que las nuevas jornadas que plantea Inaer dificultan la conciliación de la vida laboral y familiar. Con el fin de acercar posturas, los sindicatos aseguran que volverán a sentarse con la dirección para resolver el conflicto.

Inaer obtuvo unos ingresos el último año de 380 millones de euros, 40 millones más que el año anterior y cuenta con una plantilla de más de 2.000 empleados.