Indonesia halla los restos del avión siniestrado en Papúa

Indonesia halla los restos del avión siniestrado en Papúa

Los habitantes de la zona de Oksibil han alertado de la colisión y el lunes se desplazarán al lugar de los hechos los equipos de rescate

Agencias / C.H

Barcelona

16/08/2015 - 17:39h

Los familiares de los desaparecidos esperan novedades en el aeropuerto de Sentani (Jayapura).

El rompecabezas del avión TGN267 empieza a resolverse. No hará falta una investigación durante meses, como en el caso del MH370. El Ministerio de Transportes de Indonesia ha informado el domingo del hallazgo de los restos del avión de Trigana Air Service siniestrado en Papúa, enla isla de Nueva Guinea, con 54 personas a bordo.

El aparato, con 27 años de antiguedad, se ha estrellado en el distrito de Oksibil, muy cerca de su destino, en un área boscosa de montaña, han alertado habitantes de la región. Según han informado los portales locales Kompas y Detik, los equipos de búsqueda se desplazarán el lunes por la mañana al lugar de los hechos. Sin embargo, la esperanza de que haya supervivientes es escasa.

La ruta del avión, por @georgebkk

Una aerolínea vetada

Trigana Air Service se encuentra en la lista negra de la Unión Europea porque incumple "los niveles esenciales e internacionalmente reconocidos de seguridad". Por ello, no puede operar en los 28 países que forman la asociación en el Viejo Continente.

Pese a cargar en la espalda con ningún incidente grave, la compañía ha sufrido problemas en los últimos cinco años. En febrero de 2010, un vuelo aterrizó en un campo de arroz tras un fallo del motor en el aire. Dos personas resultaron gravemente heridas. En 2012, un aparato que transportaba a ocho pasajeros y la tripulación recibió varios disparos mientras tocaba tierra en el aeropuerto de Mulia (Indonesia). Uno de los viajeros falleció y otros cuatro fueron heridos.

Indonesia, otra vez

El pasado mes de diciembre, un avión de Air Asia se estrelló cuando volaba entre la ciudad indonesia de Surabaya y Singapur en una zona cercana. Provocó 162 víctimas mortales entre los pasajeros y la tripulación.

El incidente llevó al gobierno del país del Sudeste Asiático a introducir nuevas normas de seguridad. El presidente de Indonesia, Joko Widodo, prometió revisar la flota de las fuerzas aéras después de que en julio otro avión, en este caso de transporte militar, colisionara contra el suelo en el norte del país. Causó la muerte de más de 100 personas.