Intrahistoria del ‘no’ de Vueling a Willie Walsh

Intrahistoria del ‘no’ de Vueling a Willie Walsh

IAG ofrecerá alrededor de ocho euros por acción y rebajará el porcentaje mínimo de aceptación

Piqué, Cruz y Walsh | EFE, IAG
La bofetada en forma de no a su OPA que el consejo de Vueling dio a IAG pilló al número 1 del grupo hispanobritánico, Willie Walsh, en Hong Kong.

Allí acaba de atar la incorporación del mayor conglomerado aeronáutico en América del Sur (Latam) a la alianza que también gobierna, aunque desde la sombra: OneWorld. El ejecutivo, que basa su gestión en los volúmenes, sentía repelús ante la posibilidad creciente de que le dieran calabazas por StarAlliance.

Recambio

Josep María Cortes resume su estrategia en 02B. “Ha dividido el Atlántico en dos paralelos: Londres-Nueva York y Madrid-Quito”. Iberia tiene desde 2014 –fecha de la incorporación a OneWorld— recambio en Latam, resultante de la fusión de LAN con la brasilera TAM, para unir Europa y América del Sur.

Walsh está dispuesto a abandonar Iberia si el gobierno español sigue inmiscuyéndose, cuentan en la City de Londres. Pero no renunciará al negocio que supone unir ambos continentes con emblemas de referencia, que generen confianza entre los pasajeros del Caribe hasta la Tierra del Fuego.

Enfriar la acción

A Walsh la satisfacción por haber seducido a un gigante como Latam le duró poco. Quiere comprar Vueling por 120 millones. Su estrategia era esperar a que los mercados se enfriaran.

Arrellanado en Heathrow estiraba los tiempos, convencido de que la acción regresaría poco a poco hasta la horquilla de precios que propuso en noviembre (siete euros) para hacerse con el control de la aerolínea que preside Josep Piqué. Pero el ex ministro de exteriores le arreó.

Excitación en bolsa

El varapalo fue en forma de un contundente hecho relevante apoyado por dos analistas: BBVA y N 1. Los inversores están excitados. Los fondos minoritarios de Vueling, que rechazan desde el primer minuto las condiciones de la OPA, tienen a todo el consejo alineado con sus tesis.

“El precio no refleja ni la realidad presente ni futura de Vueling”. La posición individual de cada miembro del máximo órgano de gobierno de la firma con sede en El Prat no dibuja rendijas.

Los consejeros

Ninguno de los consejeros con acciones venderá. Piqué; su número 2, Alex Cruz; Isabel Marín; Carlos Colomer; Jaime Manuel de Castro. Todos retendrán sus títulos y reclaman mejorar el precio. Unanimidad en la sala ante la ausencia de los cuatro representantes de Iberia.

Ni Jorge Pont, ni Enrique Donaire; ni José María Fariza, ni Manuel López ocuparon sus puestos alrededor de la mesa del consejo de Vueling. Los hombres de la aerolínea de Antonio Vázquez actúan en nombre del 46% del capital. Evitaron morder la mano de Walsh o dividir la directiva de Vueling gracias a la ley de incompatibilidades.

La nueva oferta

La reacción en los mercados al jarro de agua fría es indiscutible. Respaldan a Piqué y esperan a Walsh. La acción de Vueling se dispara en bolsa. Mientras, en IAG preparan la respuesta. Mejorarán la oferta, por encima de los ocho euros.

Además revisarán el nivel mínimo de aceptación del 90% al 80%, según varias casas de análisis consultadas por este diario en Madrid. “Es un precio que IAG puede pagar”, asegura un bróker de BNP Paribas que sigue al grupo de aerolíneas.