Islandia rebaja la alerta de erupción volcánica

Islandia rebaja la alerta de erupción volcánica

Los científicos se precipitaron al deducir que los terremotos de la zona se debían al despertar del Bardarbunga

Ismael García Villarejo

Madrid

24/08/2014 - 18:33h

Islandia se ha retractado del anuncio de este sábado con el que advertía de que uno de los volcanes más grandes de la isla había entrado en erupción. El gobierno local ha reducido el nivel de alerta a la aviación aunque se han intensificado los terremotos en la caldera subglacial.

"Un equipo de científicos sobrevoló la zona y reveló que no había erupción, tomando como referencia las inundaciones que provendrían del glaciar si hubiera actividad severa", asegura Urdur Gunnarsdottir, el portavoz de la Agencia de Protección Civil. "Sin embargo, hay una gran cantidad de actividad sísmica a pesar de no observarse signos visibles de una erupción".

Alerta naranja

El volcán Bardarbunga está bajo el mayor glaciar de Europa, el Vatnajokull. Este sábado, el gobierno islandés avisó a las compañías aéreas de la inminencia de una nube de cenizas, que pondría en riesgo la aviación comercial en el hemisferio norte. Ahora, sin embargo, con más datos sobre la mesa, la oficina de meteorología del país rebajó la alerta de "roja" a "naranja".

Finalmente, la erupción subglacial que se creía en curso no ocurrió y la señal sísmica detectada tiene, por tanto, "otras explicaciones". Se han medido cientos de terremotos desde la medianoche. Dos temblores de una magnitud de cinco grados sacudieron el área esta madrugada. "Probablemente, se deben a los cambios de presión debido al flujo de magma debajo de la caldera, que se extiende más de 25 kilómetros".

Aerolíneas algo más tranquilas

Islandia rebaja ahora la tensión. "No hay señales indicativas de erupción en los terremotos que se han detectado durante la noche". En los cuarteles generales de las principales compañías aéreas respiran hoy algo más relajados. El último volcán islandés que decidió despertar causó 1.700 millones de euros en pérdidas. Fue hace cuatro años.