Italia amenaza con retirar la licencia a Vueling por los problemas en Fiumicino

Italia amenaza con retirar la licencia a Vueling por los problemas en Fiumicino

La aerolínea española está en el centro de la polémica después de sufrir cancelaciones y retrasos que han afectado a 1.500 personas

Agencias

en Barcelona

02/08/2015 - 18:20h

El presidente de Vueling, Álex Cruz.

Vueling está trabajando para devolver "la normalidad" a su servicio en el aeropuerto de Fiumicino. El pasado miércoles se sembró el caos en el aeródromo de Roma a causa de un incendio, que causó retrasos y cancelaciones de vuelos. Lentamente se ha ido restableciendo la normalidad, pero una aerolínea ha quedado atrás: Vueling. La compañía española ha sufrido numerosos retrasos y cancelaciones en Fiumicino, que han afectado a unas 1.500 personas. Ante esta situación, la aviación civil italiana, ENAC, ha amenazado a la aerolínea con retirarle la licencia de vuelo en Italia.

ENAC considera intolerable la lentitud de la filial low cost de IAG para restablecer la normalidad, así como la mala información proporcionada a sus clientes. Ya avisó a Vueling el jueves y este sábado le amenazó con retirarle la licencia, después de que el ministro italiano de Transportes, Graziano del Rio, se indignara al ver la situación de los afectados en Fiumicino: "Vi a pasajeros abandonados como animales", dijo a La Repubblica, y añadió que "Vueling canceló sus vuelos y no atendió a sus pasajeros".

Vueling reacciona

La situación provocó que el director de Producción de la aerolínea española, Fernando Val, se trasladara el sábado a Roma para dar explicaciones en una rueda de prensa en el aeropuerto romano: "Vamos a establecer una línea telefónica específica en italiano que esté operativa las 24 horas, vamos a reforzar la oficina de ventas con más personal, vamos a seguir trabajando junto con ADR (sociedad que gestiona los dos aeropuertos romanos, Fiumicino y Campino) para evitar que los inconvenientes a nuestros pasajeros se vuelvan a repetir", aseguró.

Val explicó que la aerolínea ha buscado refuerzos y ha enviado un avión más al aeropuerto romano. También ha afirmado que los pasajeros afectados en los últimos tres días han sido atendidos y recolocados en otros vuelos. "Durante los últimos 3 días, desde el miércoles, se han visto afectados aproximadamente 1.500 pasajeros a los que se les ha proporcionado comida, aquí en el aeropuerto, y se les han facilitado hoteles", ha explicado, aunque la aviación civil italiana lo ve de otra forma.

Excepcional

A pesar de la situación, Vueling ha querido subrayar que lo que ha ocurrido es una excepción: "Nosotros tenemos 57 salidas diarias desde el aeropuerto de Fiumicino. Los problemas que hemos tenido en los últimos días representan un porcentaje del 3-4 %, un porcentaje menor de nuestros vuelos, aunque no por ello menos importante", defendió Fernando Val.

Respecto a la preocupación de ENAC por los últimos acontecimientos, Val fue diplomático: "Entendemos su preocupación y por eso hemos planteado a ENAC la lista de medidas que vamos a implementar para que sepan que hay una reacción inmediata a los problemas que han afectado a nuestros vuelos". Val añadió que las relaciones entre Vueling y ENAC "han sido siempre excelentes" y recordó la apuesta de la aerolínea por Italia.