La aerolínea de Putin acaba en un desguace de Teruel

La aerolínea de Putin acaba en un desguace de Teruel

Transaero cesa operaciones y 'aparca' 23 aviones en el almacén Tarmac Aragón para su venta o desmontaje

Ignasi Jorro

Barcelona

26/10/2015 - 19:39h

El almacén y planta de desmontaje Tarmac Aragón

La primera aerolínea privada de Rusia, Transaero, ha acabado en una chatarrería de Teruel. La compañía aérea ha cesado operaciones el lunes, y también ha perdido el certificado de operador (AOC). La compañía ha 'aparcado' 23 aviones en un complejo de mantenimiento y desmontaje de aeronaves en el aeropuerto internacional de Plata de la capital turolense.

Fuentes del sector turístico confirman que la compañía, que operaba rutas a Barcelona, Málaga y Palma de Mallorca, ya ha enviado parte de la flota al hangar aragonés. "Lo habitual es que otra compañía del sector trate de comprar las unidades, especialmente si están en buen estado, como es el caso de la mayoría de aerolíneas", explican fuentes de International Auction Groups, sociedad de rescate de activos. 

Largo y corto radio

Según FlightRadar, antes de implosionar, Transaero ha enviado cuatro Boeing 777, dos Boeing 767, seis Boeing 747 -comunmente apodado "jumbo"- a Teruel, todos ellos aviones que pueden operar rutas de largo alcance. Asimismo, la operadora se ha deshecho de once Boeing 737, un aparato para conexiones de corto y medio radio. 

¿Qué pasará con las 23 aeronaves? "Siberian Airlines (S7) ha intentado una última maniobra para hacerse con los restos de la compañía, en vano. Un escenario probable sería que Siberian salvara los aparatos del desguace una vez confirmado que Transaero ha acabado en desastre", vaticinan fuentes del sector.

Pasajeros reasignados 

Con lo que respecta a los pasajeros que tenían billetes comprados con Transaero -1,93 millones en total-, intermediarios especializados en el mercado ruso confirman que han sido reasignados a vuelos de Aeroflot, la aerolínea de bandera del país. "A los que tenían previsto volar a partir del 15 de diciembre se les devolverá el dinero", añaden.

Cabe recordar que Transaero fue viable hasta el 2013. Sin embargo, en solo dos años se ha anotado importantes pérdidas, hasta amasar una deuda superior a los 3.600 millones de euros. En septiembre, Aeroflot planteó la compra de la aerolínea como única opción de supervivencia. El intento fracasó, y la compañía entró en quiebra en octubre.