La aerolínea húngara Málev sigue los pasos funestos de Spanair

La aerolínea húngara Málev sigue los pasos funestos de Spanair

La compañía cesa tras la exigencia de la Comisión Europea de devolver las ayudas estatales recibidas entre 2007 y 2010

Redacción

03/02/2012 - 14:00h

La aerolínea húngara Málev ha seguido, una semana después, el ejemplo funesto de Spanair y ha cesado de operar repentinamente este viernes. La compañía no ha podido resistir ni la falta de crédito ni la amenaza de la Comisión Europea, que el 9 de enero dictaminó que la ayuda pública recibida por la empresa entre 2007 y 2010 era ilegal. Las autoridades comunitarias exigían que devolviese esos importes, una cifra que alcanza los 202,9 millones de euros.

El caso guarda analogías con Spanair, aunque en el caso de la aerolínea centroeuropea el expediente sobre las ayudas públicas ha desembocado finalmente en la exigencia irreversible de devolución de las ayudas, y en el de Spanair la investigación justo se había iniciado cuando la empresa catalana se declaró en quiebra.

Su equipo directivo ha argumentado el cese irreversible ante la situación “insostenible” en la que se encontraba la aerolínea debido al retiro de confianza por parte de los acreedores y al negársele más ayudas financieras desde las instituciones europeas para poder seguir en pie

El consejero delegado de Malév, Limburger du Lorant, ha argumentado que en la decisión de dejar de operar ha infludo decisivamente que los socios con los que trabaja la compañía hayan exigido el pago anticipado de los servicios que prestan, con el consiguiente deterioro de la caja. Malév volaba ininterrumpidamente desde hacía 66 años.