La aviación comercial deja de sobrevolar Irak

La aviación comercial deja de sobrevolar Irak

El conflicto militar en el país disuade a compañías como British Airways, Air France, Emirates o Etihad

Redacción

Barcelona

09/08/2014 - 13:47h

Un Boeing 747-400 de British Airways
El avance de las tropas yihadistas en Irak también se refleja en la suspensión de los vuelos comerciales en los aeropuertos y el espacio aéreo del país. British Airways ha sido la última compañía que ha decidido dejar de operar en la región tras los bombardeos de Estados Unidos (EEUU), quien regresa al estado islámico tres años después de abandonarlo.

La aerolínea ha informado de que no suspenderá las rutas que sobrevolaban Irak, la mayoría con destino final las ciudades de Doha (Qatar) y Dubai (Emiratos), los principales enlaces en la región para llegar a Asia. Los responsables de la compañía británica recuerdan que existen alternativas para evitar el espacio aéreo y llegar a ambos aeropuertos, aunque se deban añadir algunos minutos de vuelo.

El gobierno estadounidense ha prohibido a las aerolíneas del país volar sobre Irak. Quiere evitar otra situación lamentable como la que ocurrió en el este de Ucrania con el vuelo MH17 de Malaysia Airlines. Lo ha hecho mediante un comunicado de la Federal Aviation Administration (FAA), quien asegura que revisará la decisión a finales de año.

Antes, otras compañías ya habían decidido evitar el espacio aéreo de Irak. Air France y KLM fueron de las primeras en buscar alternativas para los vuelos que pasaban por algunas zonas concretas (básicamente, el norte del país). Las empezaron a usar el pasado 25 de julio. Emirates hizo lo propio el 28 de julio y le siguió Virgin Atlantic, quien evita el cielo de Irak desde los últimos días de julio.

La primera semana de agosto Lufthansa y sus filiales, Austrian Airlines y Swiss, modificaron sus vuelos. Le siguieron tanto Turkish Airlines como Etihad. Además de modificar las rutas, estos grupos también han dejado de operar en la capital del Kurdistan iraquí, Erbil. Este aeropuerto está prácticamente desierto desde el avance de los yihadistas.